¿Hablas en sueños? Te explicamos por qué

La somniloquia (que significa “hablar en sueños”), consiste un episodio mientras dormimos, en el que se pronuncian palabras inconexas, gritos, risas y en general frases desestructuradas, donde realmente no se tiene ninguna intención comunicativa. Se trata de una conducta anormal asociada al sueño, dentro de las llamadas parasomnias.

Parasomnias: la somniloquia

Bajo la categoría de “parasomnias”, se engloban un conjunto muy variado de fenómenos que las personas realizan durante las diferentes fases de sueño, y que implican acciones indeseadas, sobre todo de tipo motor. La somniloquia, tiene un origen genético (como la mayoría de las parasomnias) y es frecuente en niños y adolescentes aunque prevalece cuando van creciendo (no desaparece en la edad adulta). ¿Niegas que hables en sueños? Puede ser, ya que los “parlanchines” no son conscientes del fenómeno mientras sucede, ni tampoco recuerdan nada al día siguiente.

¿Cuándo se produce la somniloquia?

Los episodios de somniloquia parecen estar influidos por estados febriles, períodos de estrés, ansiedad, cansancio excesivo o una cena copiosa. Suponen una vía de escape de los mecanismos del control del despertar y pueden ocurrir durante la fase de sueño profundo (se trataría de un discurso confuso) o en la fase REM, cuando soñamos, y entonces sí que podría ser algo más elaborado y relacionado con la temática del sueño.

Mitos sobre la somniloquia

-“Los sonámbulos también hablan en sueños”: Podría ser, ya que la somniniloquia puede cursar con otros tipos de parasomnia.

-“Hablar en sueños es extraño”: Nada más lejos de la realidad, se calcula que un alto porcentaje de la población ha experimentado algún episodio de somniloquia alguna vez.

-“Si le pones la mano en el pecho a alguien, que habla en sueños, te contará lo que quieras”: Falso, el durmiente no es en ningún momento consciente y todo el discurso resultará siempre incoherente, puedes estar tranquilo, tus secretos seguirán estando bajo llave…

¿Cómo evitar hablar dormido?

La somniloquia es benigna y no afecta ni a la calidad ni a la cantidad del sueño, en todo momento la arquitectura del sueño está intacta y las fases se suceden naturalmente, por lo que no necesita tratamiento específico. Un problema estaría en perjudicar a la dinámica de sueño de la familia, por las molestias que supone tener un compañero de habitación que nos despierte con sus improvisados discursos de madrugada.

En cualquier caso una adecuada higiene del sueño contribuye a disminuir los episodios, algunas pautas suelen ser muy útiles: evitar las cenas copiosas, cuidar la temperatura del dormitorio y el ambiente de sueño, que las rutinas siempre sean las mismas y que el equipo de descanso reúna los parámetros de firmeza y confort para procurar un buen sueño.

Existen revolucionarios desarrollos, que son ya una realidad, en pos de la prevención, evaluación e intervención de los trastornos de sueño. En concreto, Sensobed, iniciativa de Grupo Lo Monaco y la Universidad de Granada, un colchón con sensores de última generación, que contribuirá a conocer mejores condiciones para lograr un sueño reparador.