Recupérate antes con un día de descanso activo

El deporte es tu obsesión, reconócelo, te pasas semanas enteras practicando tu rutina preferida, y te cuesta trabajo desconectar. Debes saber que es un completo error, y que se recomienda para un mejor rendimiento alternar períodos de actividad con períodos de descanso.

Estos días en los que físicamente nos es imposible practicar deporte porque estamos agotados del día anterior, o porque necesitamos un “reset” a nivel mental, nos sirven para favorecer la recuperación. 

¿Descanso sin descansar?

Si a pesar de todo lo que te hemos contado sigues pensando que no puedes pasar ni un día sin practicar tu deporte favorito, tienes una opción a medio camino entre un duro entrenamiento y un día de reposo total: el descanso activo.

¿Qué es el descanso activo? El descanso activo es una forma de mantener tus músculos en funcionamiento, haciendo ejercicios de baja intensidad, poco esfuerzo y menor ritmo. Sería un descanso “sin descanso”, llevando a cabo una actividad diferente a la que estamos acostumbrados.

Ejercicios de descanso activo

Lo ideal, como cuando practicamos nuestra rutina preferida, es elegir un ejercicio con el que nos sintamos cómodos, siendo ideales ejercicios en piscina o con bicicleta, caminar o trotar y el yoga.

Natación/piscina

Los ejercicios en la piscina, aseguran la activación muscular, pero de manera relajada, sin sobrecargar las articulaciones, siendo una de las prácticas preferidas por deportistas de diferentes disciplinas.

Ciclismo

Un paseo suave en bici, mantendrá una adecuada irrigación sanguínea en los músculos, favoreciendo la oxigenación de los mismos. Por mucho que te pueda apetecer, intenta siempre mantener un ritmo bajo, de otro modo, no estarías llevando a cabo un descanso activo.

Caminar

Para los corredores, una actividad muy acorde con la que realizan normalmente, es la caminata, outdoor o indoor. Pasear relajadamente o un rato en la cinta nos mantiene activos, sin cansarnos en absoluto. Si además, podemos disfrutar de una jornada de senderismo, tendremos el placer de estar en estrecho contacto con la naturaleza.

Hacer yoga

El yoga ayuda a concentrarse, aumenta nuestra elasticidad y favorece el dominio de la respiración. El yoga es una actividad excelente para relajar cuerpo y mente.
Y lo que tienes que cuidar siempre, es tu descanso nocturno. Acuérdate que debes dejar de practicar ejercicio al menos dos horas antes de ir a dormir, ya que una actividad física intensa puede llegar a provocar problemas de sueño.