Queda demostrado: la pereza es contagiosa

Los lunes cuesta arrancar, a pesar de que venimos con las pilas cargadas del fin de semana. Lo intentamos, pero nada ayuda y es que parece que la pereza flota en el ambiente. La realidad, más allá de “lazy is in the air”, es que parece ser que la pereza es contagiosa e inconscientemente copiamos lo que hacen los demás, como así ha demostrado un estudio llevado a cabo por el Brain and Spine Institute (ICM) de París y dirigido por los profesores Devaine y Daunizeau.

Beneficios de copiar a los demás 

¿Qué aprenden las personas al observar las actitudes de los demás? El estudio se centró en la manifestación y evolución de tres actitudes: la prudencia, la impaciencia o la propia pereza. Se consideran estos comportamientos como implícitos a la personalidad y determinan cómo las personas manejan las situaciones y en consecuencia deciden actuar.

En el citado estudio, se introduce y valida un modelo computacional de cómo las personas aprenden actitudes, y demuestra que después de observar la actitud de los demás ante una determinada situación, obtenemos información valiosa sobre cómo actuar mejor en situaciones que nos son difíciles de afrontar (siempre bajo el paraguas del prisma con que cada individuo interpreta la realidad).

El experimento y sus conclusiones 

Los sujetos de la investigación, debían trabajar en una tarea experimental, en la que se evaluaba la actitud de los participantes ante retraso, esfuerzo y riesgo en las decisiones, y las consecuencias (positivas o negativas) de haber actuado de un modo u otro.

En un primer momento las personas creían que los demás pensaban como ellos y que las actitudes eran compartidas (falso consenso), pero posteriormente esta creencia evolucionaba, a medida que se iba obteniendo más información. De este modo, el ser humano elabora una compleja teoría de la mente, un modelo para predecir y comprender el comportamiento de los otros. Además el estudio demuestra como las personas tienden a imitar los comportamientos que observan en el entorno que les rodea.

Los profesores Devaine y Daunizeau, han destacado que más allá del resultado de que la pereza es contagiosa, este estudio abre nuevas líneas de investigación para conocer como personas con trastornos psicóticos o del espectro autista interpretan la realidad que les rodea.

 

Devaine M, Daunizeau J (2017) Learning about and from others' prudence, impatience or laziness: The computational bases of attitude alignment. PLoS Comput Biol 13(3): e1005422. doi:10.1371/journal.pcbi.1005422