21 noches para adaptarte a tu nuevo colchón

Llenar nuestra vida de hábitos saludables cuando comienza el año, es un propósito compartido por muchos de nosotros: hacer más deporte, dejar de fumar, comer bien… Existe una acción cotidiana, una gran olvidada, de cuya buena marcha, depende el funcionamiento de nuestro cuerpo ¿Has pensado qué acostumbrarte a dormir mejor debería formar parte de tu lista?

 

¿Qué es un hábito y como se consigue?

William James, uno de los artífices de la psicología tal y como la conocemos hoy día, incluyó en “Principios de la Psicología” (1890) el revolucionario artículo para la época, El hábito”, que abría la puerta a nuevas formas de entender el aprendizaje humano, gracias al concepto de “plasticidad”. Esta maleabilidad de ser humano propiciaría la adquisición de un nuevo comportamiento, tareas, conductas… Repetidos de forma frecuente, con la imprescindible ayuda de la memoria, hace que se cree un hábito. Con esta fórmula, parece fácil conseguir casi cualquier cosa que nos propongamos con dedicación y lo más importante, con motivación.

Subsiste en el imaginario popular la cifra de 21 días, aunque existen investigaciones que hablan de cómo este periodo de tiempo puede variar según la persona y según el hábito que se quiera adquirir.

21 noches con LoMonaco

Parece ser que existe un período de tiempo, un lapso en concreto, en el que se puede llegar a adquirir un hábito: según un estudio publicado en el European Journal of Social Psychology y dirigido por la Dra Phillipa Lally de la University College London, a partir de 18 días podríamos empezar a adquirir ciertos hábitos, siendo una variable determinante, la facilidad de la tarea.

Si hablamos de proponernos el dormir mejor, debemos empezar revisando el colchón donde dormimos y preguntarnos si este nos ofrece todo lo que necesitamos para un descanso de calidad cada noche. Y si la respuesta es “no”, plantearnos el cambio a un nuevo colchón,

En palabras del Doctor Guillen Riquelme, del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) sede del Laboratorio del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, a pesar de que el cuerpo está acostumbrado a un tipo de superficie durante años, 21 días son más que suficientes para notar los beneficios de un colchón.

 

Por eso ahora Lo Monaco te ofrece 21 días, para que hagas la prueba real en casa. ¿Y si para ti los 21 días no son suficientes? Lo tenemos claro, te devolvemos tu dinero, sin preguntas. ¿Quieres pasar 21 noches con los colchones LoMonaco?  Toca… siente… descansa y vive el sueño con el nuevo LoMonaco.