¿Para qué sirve bostezar?

Bostezar, todos lo hacemos, además varias veces al día. Pero, ¿te has preguntado alguna vez para qué sirve? Bostezar consiste en una acción involuntaria del organismo, que se manifiesta a través de una larga inspiración de aire, seguida inmediatamente de una lenta espiración y acompañada de un  movimiento simultáneo de mandíbula y cabeza.

Un dato curioso sobre el bostezo es que todas las especies animales bostezan, incluso los peces y los pájaros. Lo anterior puede tener una explicación científica: se trata de un reflejo en los antepasados comunes a todos los vertebrados. Además, este acto no ha variado nada durante la evolución de las diferentes especies, lo que hace intuir que es útil y necesario para los organismos, pero ¿cuáles son sus funciones?

 

Mientras bostezamos…

Nuestro cuerpo actúa de la siguiente manera mientras bostezamos: el diafragma se contrae, la laringe y la boca cuadruplican su tamaño, los músculos de la cara y la nuca también reaccionan, fluyen un torrente de neurotransmisores y estructuras cerebrales se ponen en marcha en nuestro cerebro… ¿Es una consecuencia de algo o el bostezo es la causa en si mismo?

 

¿Por qué bostezamos?

Los bostezos generalmente aparecen en los cambios de sueño-vigilia, hambre-saciedad o en homínidos por contagio. Estos cambios están regulados por relojes biológicos internos que, a su vez, están controlados por nuestro cerebro. La transición del sueño al despertar y viceversa, necesita de un control adaptativo por parte del cuerpo, ya que significa pasar de circuito neuronal. Por tanto, el bostezo podría funcionar como una especie de "reset", que nos ayuda pasar de un estado a otro. Y así mismo ocurriría con el mecanismo hambre-saciedad, que está además estrechamente relacionado con el del sueño.
Un estudio de National Geographic (2002) determinó que bostezar ayuda a mantener la cabeza fría. Gary Hack (de la Universidad de la Facultad de odontología de Maryland en Baltimore) y Andrew Gallup (de la Universidad de Princeton), coautores del estudio, proponen que al bostezar se expanden y contraen las paredes del seno maxilar (ubicado en nuestros pómulos) para así bombear aire al cerebro, lo que hace disminuir su temperatura. 

 

Otras funciones del bostezo

Además de estas funciones anteriormente señaladas, existen otras menos estudiadas y divulgadas, pero que  también parecen existir:

- El bostezo induce la liberación de la prostaglandina que reduce la propensión a dormirse.

- La inspiración torácica que supone la acción, activa la circulación linfática y algunos investigadores atribuyen al bostezo una función inmunitaria.

- En la intensidad del bostezo el tímpano se airea y hace que desconectemos auditivamente del ambiente, además de relajar los músculos de la faringe y la laringe.

....Y ya sabes, antes de bostezar asegúrate de tener un buen equipo de descanso Grupo Lo Monaco dónde descansar.