¿Se pueden recuperar las horas perdidas de sueño?

Algunas veces queremos, o necesitamos, estar activos con pocas horas de descanso. Y si bien no es nada saludable privarse de horas de sueño, se podría salir del paso con pausas breves e intermitentes de descanso durante varios días. Sin embargo, existen ciertas profesiones y rutinas de trabajo por las que nos vemos obligados a descansar muy pocas horas. Pero ¿cómo afecta a nuestro cuerpo esta privación de descanso?

Se han realizado numerosos experimentos y los resultados de estas pruebas son concluyentes: no dormir perjudica gravemente la salud y el rendimiento. De hecho, los propios sujetos experimentales, admiten que a corto plazo sienten distorsiones en la concentración, aparte del cansancio y malestar general. Llevados a un punto extremo, los efectos empeoran derivando en angustia constante, confusión, mareos, vómitos e incluso alucinaciones. Además queda comprobada la asociación entre el aumento del riesgo de obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, si dormimos poco durante periodos largos de tiempo.

Existe controversia sobre la posibilidad de recuperar el sueño perdido compensándolo con horas de sueño extra. No está del todo claro si realmente ejercen un efecto reparador, además, intentar compensar durmiendo más el día antes o el día después, contribuye a descontrolar nuestra rutina de sueño.

Finalmente, después de un tiempo de privación de sueño, llega el momento de ir a la cama… pero a pesar de necesitar mucho descansar y encontrarnos en un ambiente propicio, somos incapaces de quedarnos dormidos. 

¿Por qué cuando estamos cansados y deseamos dormir, dormimos peor? 

La razón depende del motivo por el cual nos sentimos tan cansados: un día ajetreado desde por la mañana, que nos obliga a andar con prisa durante toda la jornada para poder terminar la totalidad de nuestras tareas pendientes, tanto en el trabajo como en casa, nos hará sentirnos extremadamente cansados llegada la noche. Esta circunstancia no tiene por qué causarnos problemas a la hora de conciliar el sueño, el problema se encuentra en nuestra conducta durante el día: tomar demasiada cafeína, sentirnos estresados, cargados con demasiadas responsabilidades etc. Para evitarlo nada mejor que marcar un antes y un después en nuestro estresado día. Y ese punto de inflexión puede ser el momento de ir a la cama y desconectar de TODO. Ahora toca dormir. 

Y como no, un elemento que juega un papel clave para sentirnos cómodos, es olvidarnos de los problemas y desprendernos de la tensión acumulada es nuestro equipo de descanso, que al cumplir con las características adecuadas, nos ayuda a calmarnos y descansar de forma efectiva para rendir con plenitud al día siguiente. 

 

 


LoMonaco

LoMonaco

Calle Asima s/n Polígono Industrial Asegra
18210 Peligros - Granada Tlf.: 902 46 11 46
www.grupolomonaco.com

Publicidad