Siete enfermedades bucodentales derivadas del consumo de tabaco

El riesgo de padecer estos trastornos se multiplica en personas fumadoras

Diariamente estamos expuestos a numerosas advertencias acerca de los efectos nocivos del tabaco. Bien sea a través de los medios de comunicación, las cajetillas de tabaco, consultas médicas o, incluso, familiares y amigos que insisten en que es necesario dejar de fumar. Pero, ¿Realmente se conocen cuales pueden ser las consecuencias directas del tabaco en la salud de la boca?

Más allá del conocido amarilleo del esmalte o del mal aliento provocado por el olor del tabaco, es importante conocer qué enfermedades (algunas de ellas muy graves) pueden causar el consumo de tabaco en nuestra boca. No hemos de olvidar que la salud bucodental está estrechamente vinculada con nuestro bienestar sistemático y, que cada vez que fumamos un cigarrillo, numerosas toxinas entran en contacto directo con nuestra boca. 

Dejar de fumar puede llegar a evitar que padezcamos estas enfermedades o, como mínimo, reduce considerablemente las posibilidades de padecerlas. 

 

  • Enfermedades de las encías: si las personas fumadoras le hicieran fotos a su boca año a año, les resultaría muy fácil comprobar los efectos que esta sustancia provoca en su boca. La relación entre las enfermedades periodontales y el tabaco está más que afirmada. Así, las personas que las padecen, corren el riesgo de perder los dientes, ya que estos trastornos afectan directamente a los tejidos y el hueso que sujeta la dentadura. Las personas fumadoras tienen un 2,8% más de posibilidades de sufrir enfermedades periodontales.

 

  • Cáncer oral: el consumo de tabaco (sumado al alcohol) es un importante factor de riesgo a la hora de sufrir un cáncer de boca. Es más, entre el 80 y el 90% de personas que sufren esta enfermedad son fumadores. Este tipo de cáncer afecta principalmente a los labios y la lengua. En otros casos también se puede presentar en las encías, el paladar, la parte interior de las mejillas y el piso de la boca. Es importante acudir al dentista para detectarlo a tiempo, pues 2 de cada 3 pacientes son diagnosticados cuando el cáncer se ha extendido a otros lugares, siendo más difícil superarlo.

 

  • El paladar del fumador o estomatitis nicotínica: esta es una lesión que se produce por el contacto con el humo del tabaco y el calor que desprende. Se presenta en el paladar, en un principio la mucosa ofrece un aspecto rojizo pero más adelante se vuelve blanca y en forma de nódulos inflamados. Esta enfermedad es reversible y es posible acabar con ella dejando de fumar.

 

  • Retraso en la cicatrización de heridas en la boca, Hay personas que continúan fumando a pesar de haber sido intervenidos quirúrgicamente y, en muchos casos, lo hacen para combatir el estrés que les provoca. Sin embargo, las heridas precisan unas condiciones higiénicas muy estrictas, libres de microbios y una alta oxigenación. El tabaco impide que estas lesiones se curen, los puntos de sutura se desprenden e incluso hay riesgos de coagulación de sangre que pueden perjudicar gravemente tu salud.

 

  • Halitosis: los fumadores suelen acostumbrarse tanto al olor como al sabor del tabaco, por lo que no llegan a ser conscientes de su mal aliento. Las sustancias químicas del tabaco, como el alquitrán o la nicotina, se adhieren a las paredes de la boca, las mucosas y los dientes, provocando halitosis. Además, las bacterias y la sequedad bucal provocadas por el tabaco terminan por afirmar la relación entre el tabaquismo y el mal aliento.

 

  • Menor grado de éxito en implantes dentales: no es favorable que las personas que llevan implantes dentales consuman tabaco, pues se dificulta la osteointegración (proceso necesario para recuperar la dentadura). Además, aunque la osteointegración resulte exitosa (lo que no es fácil en fumadores), van apareciendo manchas amarillas y marrones en los dientes, estropeando los implantes, al igual que ocurre con los dientes naturales.

 

Desde iDental, Asistencia Dental social recomiendan por tanto dejar de fumar (o no empezar) ya que es imprescindible para mantener una buena salud bucodental, y evitar enfermedades graves, ya sea en la boca o en el resto de nuestro organismo. 


iDental

Asistencia Dental Social | iDental

Poligono Olinda (Carretera de Jaén, Vía de servicio)
Caserio Duende, 12, 18197, Pulianas, Granada
Teléfono: 902 08 00 89
www.asistenciadentalsocial.com/

iDental - Fotos

Higienista
Instalaciones
Instalaciones
Instalaciones
Odontólogo
Odontólogos
Instalaciones

Publicidad