Clases colectivas en el gimnasio para combatir el dolor de espalda

Cuando tenemos algún problema de salud lo aconsejable es ir al médico, de igual modo también cuando nos duele la espalda, que es uno de los males de la sociedad actual. ¿A quién no le ha dolido la espalda en alguna ocasión?

No obstante, también sabemos que el gimnasio juega a favor de obra y los expertos nos dicen que, en muchas ocasiones, visitarlo se convierte en el camino más corto para aliviar esta dolencia. Haciendo determinados ejercicios se corrigen los errores posturales que cometemos a lo largo del día y que nos acaban pasando factura en forma de dolor.

Por otra parte, también existen una serie de ejercicios que podemos realizar por las mañanas y también a última hora, cuando volvemos del trabajo. Aunque lo mejor es sacar algo de tiempo, a lo largo de la semana, para apuntarnos a un buen gimnasio que como en Holmes Place ofrezcan colectivas dirigidas por auténticos especialistas en la materia. Y que, sin duda, nos van a ayudar a aliviar ese dolor tan molesto.

Esta búsqueda del gimnasio idóneo no debe significar que nos olvidemos de los ejercicios mañaneros que pueden ayudarnos con nuestros problemas de espalda, tales como los siguientes:

-Rodilla al pecho. Te tumbas en el suelo, miras al techo mientras doblas la rodilla y la sostienes con tus manos y brazos procurando que permanezca pegada al pecho entre 15 y 30 segundos. Deberemos repetirla 10 veces con cada una de las dos piernas.

-Rodillas al pecho. Exactamente el mismo ejercicio que antes, pero, en vez de acercar al pecho una rodilla primero y luego otra, procuras que sean las dos a la vez.

-Glúteos arriba. Tumbado en el suelo y boca arriba, apoyas las plantas de los pies sobre el suelo con las rodillas dobladas, lo que te permitirá hacer la fuerza necesaria para coger impulso y elevar los glúteos, de manera que no estén en contacto con el suelo durante 5 segundos. Una acción que podemos repetir alrededor de ocho veces.

-De rodillas. En la posición de ‘a 4 patas’, con las palmas de las manos apoyadas en el suelo, a la vez que levantas la cabeza y los hombros. Posteriormente, realizas la acción contraria, como si quisieras tocar el techo levantando el abdomen y las lumbares. Puedes realizarlo 8 veces seguidas.

-Sentado y con la espalda recta.Te sientas en un taburete o una silla, con la espalda recta, y juntas los hombros hacia atrás durante unos segundos. Repetiremos ocho veces.

-Boca abajo. Te tumbas apoyando en el suelo los antebrazos y las puntas de los dedos de los pies y aprietas el abdomen. Intenta mantener la postura durante 15 segundos e ir aguantando algunos más en las próximas alzadas. Hacemos ocho repeticiones.

Pero las mejores soluciones para nuestra espalda son las sesiones colectivas de entrenamiento específico en un gimnasio dirigidas por un experto en la materia. El objetivo de estas clases es la combinación de estiramientos y ejercicios suaves, para favorecer la movilidad articular y utilización de técnicas que ayuden a fortalecer el abdomen y la zona lumbar. Todos estos movimientos están diseñados para que apenas tengan impacto sobre la columna vertebral. De lo que se trata es de activar los músculos que sirven para dar estabilidad a las zonas lumbar y cervical de nuestro organismo.

Inocuos como el Pilates

Los ejercicios que se realizan en las clases colectivas de Holmes Place son totalmente aptos para cualquier edad, ya que tienen escaso impacto articular y no suponen riesgo alguno para la columna vertebral.

Las clases de Pilates también son muy beneficiosas para combatir los dolores de espalda. Se trata de una técnica de entrenamiento mental y físico que combina ballet, gimnasia y yoga. Implica la realización de lentos y suaves movimientos que van a proporcionar elasticidad al organismo. Resulta muy útil como terapia de rehabilitación.

Se consiguen resultados muy satisfactorios cuando se trata de solucionar lesiones de espalda y disminuir el dolor en esa parte del cuerpo. Y, a pesar de que incluye pasos de ballet, resulta una actividad muy atractiva para los hombres, que quedan gratamente sorprendidos por los beneficios que se obtienen.

 

La conclusión final que podemos obtener es clara: independientemente de que vayamos al médico, que es lo fundamental, también haríamos bien en buscar un buen gimnasio de confianza, ya que suele ser el complemento ideal al tratamiento.


Holmes Places

Holmes Place

Centro Comercial Serrallo
Telf.: 858 16 43 83
www.holmesplace.es

Publicidad