Últimas Noticias

Toppers para colchones: ¿qué son y cómo mejoran nuestro sueño?
Categoría: LoMonaco

Toppers para colchones: ¿qué son y cómo mejoran nuestro sueño?

Dormir es un proceso constructivo en el que se reajusta nuestro sistema biológico, por lo que un descanso correcto es fundamental para cuidar nuestra salud y bienestar. El sueño nocturno parece un proceso sencillo, en el que todo el cuerpo 'se apaga' para dar paso a un estado donde todo se paraliza, pero nada más lejos de la realidad.

Mientras dormimos ocurren complejos procesos reparadores en nuestro organismo, de los que no somos conscientes: al bajar el ritmo cardíaco existe una función protectora para el corazón, la producción de la hormona del crecimiento favorece la regeneración celular (además del crecimiento de los más pequeños), se produce el procesamiento de la información que hemos recopilado durante el día…etc.

Publicidad

Homeopatía contra la pérdida de masa muscular en mayores

MUJER_MAYOR_RETOCADA

El control de la inflamación crónica con medicamentos homeopáticos compuestos propios de la medicina biorreguladora, la práctica del deporte y una adecuada nutrición pueden ayudar a prevenir la pérdida de masa muscular asociada a la edad sin los efectos secundarios de otros tratamientos.

El jefe de Medicina Deportiva del Centro Andaluz de Medicina del Deporte (CAMD), el doctor Juan de Dios Beas,considera que dos de los medicamentos homeopáticos compuestos que utiliza la medicina biorreguladora para modular la inflamación, Traumeel y Zeel, pueden ser "beneficiosos" para el tratamiento de la pérdida de masa muscular asociada a la edad, llamada sarcopenia.

En torno a los 50 años se considera normal tener una masa muscular de alrededor del cuarenta por ciento del peso corporal, que posteriormente disminuye hasta llegar en algunos casos a menos del 25 por ciento, sobre los 70 años, lo que se considera "crítico".

Se calcula que entre el diez y el veinte por ciento de la población mayor de 65 años sufre pérdida de masa muscular, prevalencia que se sitúa entre el 25 y el cincuenta por ciento en los mayores de 80 años, más en hombres que en mujeres, recoge el comunicado.