Últimas Noticias

¿Para qué sirve bostezar?
Categoría: Lo Monaco

¿Para qué sirve bostezar?

Bostezar, todos lo hacemos, además varias veces al día. Pero, ¿te has preguntado alguna vez para qué sirve? Bostezar consiste en una acción involuntaria del organismo, que se manifiesta a través de una larga inspiración de aire, seguida inmediatamente de una lenta espiración y acompañada de un  movimiento simultáneo de mandíbula y cabeza.

Un dato curioso sobre el bostezo es que todas las especies animales bostezan, incluso los peces y los pájaros. Lo anterior puede tener una explicación científica: se trata de un reflejo en los antepasados comunes a todos los vertebrados. Además, este acto no ha variado nada durante la evolución de las diferentes especies, lo que hace intuir que es útil y necesario para los organismos, pero ¿cuáles son sus funciones?

Homeopatía contra la pérdida de masa muscular en mayores

MUJER_MAYOR_RETOCADA

El control de la inflamación crónica con medicamentos homeopáticos compuestos propios de la medicina biorreguladora, la práctica del deporte y una adecuada nutrición pueden ayudar a prevenir la pérdida de masa muscular asociada a la edad sin los efectos secundarios de otros tratamientos.

El jefe de Medicina Deportiva del Centro Andaluz de Medicina del Deporte (CAMD), el doctor Juan de Dios Beas,considera que dos de los medicamentos homeopáticos compuestos que utiliza la medicina biorreguladora para modular la inflamación, Traumeel y Zeel, pueden ser "beneficiosos" para el tratamiento de la pérdida de masa muscular asociada a la edad, llamada sarcopenia.

En torno a los 50 años se considera normal tener una masa muscular de alrededor del cuarenta por ciento del peso corporal, que posteriormente disminuye hasta llegar en algunos casos a menos del 25 por ciento, sobre los 70 años, lo que se considera "crítico".

Se calcula que entre el diez y el veinte por ciento de la población mayor de 65 años sufre pérdida de masa muscular, prevalencia que se sitúa entre el 25 y el cincuenta por ciento en los mayores de 80 años, más en hombres que en mujeres, recoge el comunicado.