Últimas Noticias

Toppers para colchones: ¿qué son y cómo mejoran nuestro sueño?
Categoría: LoMonaco

Toppers para colchones: ¿qué son y cómo mejoran nuestro sueño?

Dormir es un proceso constructivo en el que se reajusta nuestro sistema biológico, por lo que un descanso correcto es fundamental para cuidar nuestra salud y bienestar. El sueño nocturno parece un proceso sencillo, en el que todo el cuerpo 'se apaga' para dar paso a un estado donde todo se paraliza, pero nada más lejos de la realidad.

Mientras dormimos ocurren complejos procesos reparadores en nuestro organismo, de los que no somos conscientes: al bajar el ritmo cardíaco existe una función protectora para el corazón, la producción de la hormona del crecimiento favorece la regeneración celular (además del crecimiento de los más pequeños), se produce el procesamiento de la información que hemos recopilado durante el día…etc.

Publicidad

Los fármacos que afectan a la actividad sexual

PAREJA_RETOCADA

Existen hasta seis grupos farmacológicos que están implicados en alteraciones sexuales. Los farmacéuticos, a la hora de dispensar estos tratamientos, han de dar a conocer a los pacientes sus posibles efectos secundarios e interacciones, porque muchas veces desconocen el origen de sus problemas en las relaciones sexuales por falta de información, según el especialista ginecólogo Miguel Ángel Huertas.

Entre los medicamentos que más interfieren en la sexualidad se encuentran los antihipertensivos, los ansiolíticos y los analgésicos, según ha dicho el doctor, quien ha agregado que lo mismo ocurre con los anabolizantes, muy empleados por algunas personas que practican la musculación. Otros factores que influyen son las dosis y la duración de los tratamientos, las terapias concomitantes y hábitos como el consumo de tabaco y alcohol.

Concretamente, el experto se refiere a la familia de los antihipertensivos, donde figuran a su vez diuréticos, betabloqueantes, hipotensores de acción central, vasodilatadores, inhibidores de la ECA, bloqueantes alfa adrenérgicos y antagonistas de la angiotensina II. También ha hablado de los medicamentos psicotrópicos, como los antipsicóticos y antidepresivos, los ansiolíticos y los psicoestimulantes.

 

Ojo con los analgésicos

Huertas ha citado otro grupo farmacológico de un uso amplio entre la población, como son los analgésicos, matizando que "en especial los opiáceos, sobre todo si se ingieren de forma abusiva y crónica". Otro aspecto problemático, apuntado por el doctor, han sido los efectos de las hormonas sobre la función sexual, dado el mecanismo de acción de anabolizantes, corticosteroides y estrógenos.

Algunos pacientes con cáncer que están siendo tratados con determinados antineoplásicos, también pueden sufrir alteraciones en su vida sexual. Finalmente, ha mencionado la influencia de algunos antiulcerosos, en concreto, antihistamínicos H2, especialmente la cimetidina. El ginecólogo ha distinguido entre los que provocan una disminución de la líbido y la disfunción eréctil (clorambucilo, ciclofosfamida, busulfán y melfalán) y los que tienen relación con disfunciones gonadales, como la procarbazina, vinblastina y la citosina-arabinosido.