TAC dental: Radiografías en 3D para mejorar las intervenciones bucodentales

En qué consiste una prueba de TAC dental

Al igual que ocurre en otros campos relacionados con la medicina, en odongología, el avance de las tecnologías permite aumentar considerablemente las probabilidades de éxito de determinados tratamiento. En este caso, hablamos de uno de los avances que más beneficios ha prestado a la práctica dental: El TAC.

El TAC Dental, o la radiografía en 3D, es un servicio de diagnóstico y ayuda para los tratamientos que al resultar tan preciso, incluso se utiliza como técnica de apoyo para cirugía guiada, facilitando una intervención directa, rápida y de detalle, además de ser ésta mucho menos invasiva e indolora.

En Finedent contamos con la última maquinaria de vanguardia en el sector del diagnóstico en 3D, la mejor precisión existente para aplicaciones dentales y maxilofaciales (endodoncia, implantología, cirugía ortognática, bucal y maxilofacial) senos paranasales y hueso temporal. Garantizando así el sistema de examen más preciso y seguro para nuestros pacientes, de manera sencilla y cómoda.

El TAC dental consiste en un procedimiento de imagen destinado al diagnóstico radiológico que va más allá de las radiografías convencionales. Las siglas TAC, que provienen de 'Tomografías Axiales Computerizadas, forman una tecnología capaz de reproducir tanto los huesos como los tejidos blandos de la boca y generar imágenes en tres dimensiones que tienen un valor incalculable para el diagnóstico odontológico. De esta manera, el dentista o cirujano maxilofacial puede planear minuciosamente el tratamiento antes de llevarlo a cabo.

Esta prueba es indolora y extraordinariamente rápida, en la que el paciente tan sólo tendrá que colocar la cabeza en el equipo, mientras que en menos de 30 segundos, un haz de rayos X gira alrededor de su cara tomando cientos de imágenes de todas las estructuras anatómicas de ésta: huesos, músculos, vasos sanguíneos y nervio. Luego, las tomografías se envían a un sistema informático, donde son procesadas para generar una auténtica réplica computerizada en 3D de la boca del paciente.

El TAC dental se utiliza en tratamientos concretos, especialmente en aquellos que necesitan una imagen lo más precisa posible de la anatomía de la boca del paciente, como es el caso de los implantes. No obstante, tiene muchas más utilidades.

 

¿Cuándo es aconsejable utilizar un TAC dental?

El TAC permite estudiar la estructura ósea para asegurar la posición exacta en la que se colocarán los implantes en el hueso, además de permitir comprobar el estado de la raíz del diente. Esto hace que este equipo sea perfecto para ser utilizado en implantología.

Con el TAC también es posible comprobar la dimensión ósea del paciente y ver si éste cuenta con suficiente hueso para llevar a cabo cualquier intervención o si es necesario planificar, además, alguna técnica de regeneración de hueso, como puede ser la elevación de seno maxilar.

En el caso de extracciones de las muelas del juicio, este equipo sirve para comprobar su relación con el nervio dental inferior y calcular el mejor abordaje posible para la extracción de las piezas dentales.

El TAC también puede utilizarse cuando se planea realizar un tratamiento de ortodoncia, y existe un canino incluido. De esta forma se planifica que este diente baje a la posición correcta.

 

 


Finedent

Finedent

Clínica Dental

Av. de la Constitución 36, 18012, Granada
Telf.: 958 284 455
www.finedent.es
Twitter @FinedentGranada

Publicidad