Parasitosis por Anisakis

anisakis3Comer pescado es seguro y saludable; el anisakis se puede evitar con una adecuada congelación y elaboración

España, tras Japón, es el segundo país en el mundo en consumo de pescado por habitante y año; y la tasa de parisitación por anisakis del pescado comercializado en nuestro país es alta, por lo que los casos clínicos en la práctica médica diaria, cada vez son más frecuente (hecho anecdótico hasta hace unos años).

 

 

 ¿EN QUÉ CONSISTE?

 

La anisakiasis se produce por la infestación humana por un nemátodo marino. El hospedador definitivo de este parásito son los grandes mamíferos marinos, residiendo en su aparato digestivo. Sus huevos son expulsados por las heces, que son ingeridos por pequeños crustáceos del placton, y de aquí pasan a otros cefalópodos, moluscos y peces donde permanecen enquistados en sus músculos y vísceras. Cuando son ingeridos por hospedadores intermediarios, entre ellos el hombre, terminan su ciclo vital, alcanzando las larvas su madurez sexual. El hombre, que hasta ahora es considerado un hospedador casual, adquiere la enfermedad por la ingesta de peces crudos, ahumados o en vinagre (las especies reconocidas como parasitadas son muchas: bacalao, boquerones, sardina, arenque, salmón, abadejo, merluza, pescadilla, caballa, bonito , jurel y calamar).

 

¿CÓMO DETECTARLO EN EL SER HUMANO?

 

Los síntomas se producen a las 24-48 horas de la ingesta, por los efectos irritantes sobre la mucosa gástrica. La sintomatología depende de la cantidad de parásitos y de la localización. Comienzan generalmente con dolor gástrico, náusea y vómitos, pudiendo producir también urticaria y cuadros de angioedema en las primeras horas. Cuando la larva migra a intestino aparecen cuadros de dolor abdominal intenso, pudiendo llegar a la obstrucción o incluso perforación.

 

En la mayoría de los casos es un cuadro autolimitado, aunque puede presentarse como un cuadro oclusivo que precise tratamiento quirúrgico, bien sea por que aprezca una perforación gástrica o del colon. En otras ocasiones pueden desarrollarse cuadros anafilácticos por una respuesta alérgica intensa a las larvas; la alergia se puede desarrollar también ante larvas muertas. Las reacciones alérgicas ante las larvas dependerán de la sensibilidad y la respuesta inmune de cada persona, por lo que puede haber quien no presente ningún síntoma. Actualmente, el 3% de la población española padece alergia a los anisakis, lo que supone el 75% de las alergias al pescado.

 

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO?

 

El único, o el mejor tratamiento es el profiláctico, destacando las siguientes medidas: evitar consumo de pescado crudo o poco cocinado, congelación rápida a -40º C o la cocción a 70ºC (consigue la destrucción de las larvas). 

Con el objeto de contribuir a la solución del problema, existe en nuestro país