Últimas Noticias

Cuando tomar más café no te quita el sueño
Categoría: LoMonaco

Cuando tomar más café no te quita el sueño

¿Eres de los que piensa que sin un café recién levantado no eres nada? Normal,  una sensación inmediata de bienestar tras el primer sorbo de café nos invade, ¡ahora sí que estamos listos para empezar el día! Sus efectos fisiológicos se hacen de rogar un poco más, y aunque el lapso es variable (depende de cada persona), normalmente a los 45 minutos se alcanza la máxima concentración en sangre.

Sus supuestos beneficios se dejan notar en nuestro cuerpo durante un largo período de tiempo (concretamente de 2 a 5 horas) ¿Qué ocurre cuando pasa dicho efecto? ¿Necesitas más “gasolina” para la máquina?

¿Qué significa la tolerancia a la cafeína?

Hay personas que no tienen suficiente con una taza de café por la mañana. De hecho, los cafeteros confiesan que ya no se conforman con el café de después de comer y el de media mañana: siempre necesitan más, y lo que es peor, parece que la cafeína ya no hace el mismo efecto.

Ciertos componentes son susceptibles de provocar tolerancia y dependencia, así como síndrome de abstinencia y es bien sabido que la cafeína es uno de ellos, aunque sin alcanzar los niveles de otras sustancias.

Hablaríamos de tolerancia cuando después consumir la misma dosis de una sustancia tras un período de tiempo, esta no hace el mismo efecto que al principio y además, para seguir obteniendo resultados, necesitamos elevar la dosis de consumo.

Efectos que produce la cafeína

La cafeína es una xantina, que podemos encontrar de manera natural en el té, el café, el mate y el guaraná. Su consumo inhibe los receptores de adenosina, implicada según algunos estudios, en el control de los ciclos sueño-vigilia. Además, como estimulante que es, nos hace sentirnos atentos, ágiles y notamos que discurrimos mejor.

¿La cafeína es buena o mala? Los excesos nunca son buenos, y con la cafeína y el café no iba a ser diferente, los efectos de la cafeína y el café son de diversos tipos y la cafeína tiene sus contraindicaciones: cuidado con superar determinadas dosis de café diarias (según los expertos entre 100 y 300 mg de cafeína es un consumo moderado, por encima de 500 mg, fatal), porque nuestro sueño puede verse seriamente afectado, además de sentirnos especialmente nerviosos y excitados.

Consumir más café no es la solución

Quizás estés atajando el problema por donde no corresponde. ¿Tienes mucho sueño cuándo te levantas? Revisa si estas robando horas a tu descanso nocturno y, si es así, beber más café no es la solución a tu estado permanente de modorra.

¿Y si no estás durmiendo tan bien como debieras? Lo ideal es revisar nuestros hábitos y si estamos llevando una adecuada higiene del sueño:

-Rutinas: intenta ir siempre a la misma hora a dormir, y levantarte a la misma hora.

-Controlar el ambiente de descanso: una temperatura e iluminación adecuadas, son fundamentales,  además cuida que tu dormitorio sea un lugar solo para dormir.

-Equipo de descanso: revisa el estado de tu cama (colchón, base y almohada). Asegúrate de que te está aportando un descanso de calidad.

-No realizar actividad física dos horas antes de ir a la cama.

-Acostarse inmediatamente después de cenar: es un factor que influye en la calidad de sueño, empeorándola.  

La estimulación ovárica es indispensable en las técnicas de reproducción asisitida

ovarios2

En todas las técnicas de reproducción asistida es necesario que la mujer se someta a una estimulación ovárica para aumentar la cantidad de óvulos en sus ovarios, y así tener más posibilidades de éxito de embarazo. Durante el ciclo menstrual espontáneo, inician su desarrollo muchos folículos dentro de cada ovario, pero cuando uno de ellos alcanza un tamaño mayor se produce una inhibición del crecimiento de los demás. Con el tratamiento de estimulación ovárica se intenta que se desarrollen, hasta la madurez completa, varios de estos folículos.

 El folículo es el lugar del ovario donde se desarrolla el óvulo, la célula reproductora femenina. A lo largo de la primera fase del ciclo menstrual de la mujer, se produce el desarrollo del folículo que empieza siendo de tamaño microscópico y crece, rellenándose de líquido con nutrientes para el óvulo, hasta unos 22 milímetros. En ese momento se abre un orificio en su pared y sale el óvulo. Esto es la ovulación.

El protocolo

El protocolo de estimulación ovárica es muy importante para poder obtener una buena respuesta, pues no sólo hay que conseguir un alto número de óvulos sino que también estos sean de buena calidad. Por ello, dichos tratamientos deben estar personalizados, pues cada paciente es único y basados principalmente en la posible causa de la infertilidad, edad de la paciente, morfología de los ovarios, analítica hormonal, masa corporal, respuesta a la estimulación en ciclos previos, ( si los ha habido) y la experiencia del especialista . La estimulación ovárica se realiza mediante la administración de preparados hormonales, alrededor de 12 a 14 días, durante los cuales se realizara un seguimiento del número de folículos (lugar donde se desarrollan los futuros óvulos) y de su tamaño mediante ecografías vaginales. Del mismo modo se realizará controles hormonales, principalmente de estradiol en sangre, una hormona producida por los folículos en crecimiento y que nos da una buena información sobre la evolución del ovario. Cuando hay un folículo o varios mayores de 18 milímetros se pone una única inyección de otra hormona, HCG (gonadotrofina coriónica). Esta hormona induce los últimos cambios madurativos y la ovulación, es decir la liberación de los óvulos. Las dosis hormonales pueden variar. Así en ciclos anovulatorios (mujeres que no ovulan)o para realizar una inseminación artificial, se administran dosis bajas. En las fecundaciones in vitro, son más altas, para conseguir varios folículos y tener, de este modo, más ovocitos para fecundar.

Riesgos controlados

Existen ciertos riesgos en la estimulación ovárica como puede ser el embarazo múltiple pero, para evitarlo, si hay más de dos o tres folículos cuando se realiza la inseminación artificial, ésta se suspende. También puede provocar un aumento excesivo del tamaño de los ovarios, que remite con tratamiento en unos días.

Por otra parte, hay muchos estudios realizados respecto a posibles enfermedades y riesgos de cáncer por haber recibido estos fármacos, pero no se ha podido demostrar que sean causa de patología posterior. Por el contrario, sí es cierto, aunque raro, que si se produce una respuesta excesiva, es decir, si se desarrolla un gran número de folículos, puede dar lugar al llamado síndrome de hiperestimulación ovárica, produciéndose el aumento del tamaño de los ovarios y la extravasación aguda de fluidos fuera del torrente sanguíneo debido al aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos. Se altera la función de los sistemas hepático, hematológico, renal y respiratorio.