Conducción y apnea del sueño, un peligro al volante

Uno de los síntomas habituales del Síndrome de Apnea del Sueño ante el que hay estar alerta es el ronquido. Un problema muy frecuente que afecta al 30% de la población adulta de edad media, es decir un 6% de la población total. Otra de las consecuencias del Síndrome de Apnea del Sueño es la alteración del descanso. Una persona que padece esta patología se despierta continuamente durante la noche porque el oxígeno no llega al cerebro y éste tiene que reaccionar para que se abra la faringe y vuelva a entrar el aire. Este “microdespertar” se produce hasta cientos de veces en una sola noche sin que la persona afectada lo advierta. En consecuencia, tendrá la sensación de haber dormido pero en realidad no habrá descansado. Al día siguiente, se produce somnolencia, desorientación y apatía.

 Según las estadísticas hasta un 5% del total de los accidentes de tráfico que se producen en España tienen como origen la apnea de sueño, suponiendo un grave problema de salud pública. Estos pacientes tienen un riesgo de accidente seis veces mayor que el de la población en general. Además los accidentes asociados a la somnolencia con frecuencia son más graves, ya que ocurren  a más velocidad, suelen ser choques frontales, y en mayor proporción en la madrugada y primeras horas de la tarde. 

Más de un 30% de los conductores con apnea del sueño reconocen haberse dormido en alguna ocasión al volante, sin embargo muchos de ellos son incapaces de reconocer los síntomas precoces del sueño.  Bostezos, inquietud, dificultad en la concentración y para mantener una distancia constante respecto al vehículo de delante o desplazamientos laterales de vehículos, deben hacer pensar que se está ante una situación de riesgo. Según estudios elaborados por la DGT estos conductores cometen más errores en el seguimiento de trayectorias  y el control de velocidad, tienen tiempos de reacción retardados y disminuye su capacidad para estar concentrados al volante. 

Pero afortunadamente existen tratamientos muy eficaces. Las investigaciones coinciden en sus resultados: bajo tratamiento, el riesgo de padecer un accidente se reduce. La Clínica Apneadent especializada en Odontología integral y Trastornos del Sueño, ronquidos y apneas del sueño, recomienda  el novedoso dispositivo intraoral  Orthoapnea, especialmente indicado en el tratamiento del ronquido y síndrome de apnea del sueño leve –moderado. Su mecanismo de acción se basa en el adelantamiento controlado y confortable de la mandíbula, mediante el incremento del tono muscular a nivel de la vía aérea. De esta forma sencilla se facilita el paso del aire, eliminando el ronquido y mejorando los episodios de apnea, que se traducen en una notable mejoría de la calidad de vida de los pacientes.