“Respira bien, duerme mejor, es salud”

Este útil consejo fue el lema del Día Mundial del Sueño en 2014. Durante el mismo se hizo hincapié en que la respiración es una función vital, pero mantener una respiración fisiológica nasal es un hábito que hay que perpetuar toda la vida. Hay que tener como principio que la respiración normal y fisiológica es la respiración nasal, otro tipo como la respiración oral es anormal y patológica, y dará lugar a una serie de molestias o enfermedades, que pueden llevarnos a padecer serios problemas de salud.

 

El ronquido es una señal de alarma que nos tiene  que llevar a pensar que nuestra respiración mientras dormimos no es sana, y lo más conveniente es hacer un estudio para comprobar si ese signo puede ser la señal de que padecemos una patología grave como es el Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño.

Este síndrome, el más grave de los trastornos respiratorios del sueño, se caracteriza por la presencia de ronquidos, dificultad respiratoria con gran esfuerzo para respirar e incluso pausas de apnea en la respiración. Resulta fundamental hacer un diagnóstico lo más precoz posible para averiguar el origen de estas alteraciones y realizar el tratamiento adecuado para eliminarlas.

Es importante por ello observar el tipo de respiración que tienen nuestros hijos. Los menores que suelen respirar por la boca bajan sus niveles de oxigenación siendo más propensos a padecer  más catarros, amigdalitis, otitis, o alergias que los que respiran correctamente por la nariz.  Además diversas patologías de tipo inflamatorio, alérgico o de otra índole pueden hacer que  los niños pasen de tener una respiración nasal fisiológica a una respiración oral. Esta conlleva una serie de inconvenientes en el crecimiento maxilo-mandibular que favorecen la aparición de enfermedades respiratorias del sueño.

En la Clínica granadina Apneadent especialistas en su tratamiento,  realizan habitualmente revisiones infantiles en las que se observa a los niños que presentan respiración oral, y se les indica las pautas a seguir para un diagnóstico y prescripción correcta.

En muchos de estos casos el equipo de profesionales de Apneadent, dirigidos por el médico estomatólogo Juan Villoslada, recomiendan por sus buenos resultados la Placa Confort. Se trata de una férula patentada con el objetivo de rehabilitar la respiración oral tanto en niños como en adultos, mejorar su salud dental e indicarle si es preciso instaurar un tratamiento de ortodoncia.