Salud IDEAL - lomonaco

  • La falta de sueño en España, influida por el huso horario

    Esta semana aparecía en el periódico británico The Guardian, una columna que firmaba Paul Kelly, investigador del Sleep andCircadian Neuroscience Institute de la universidad de Oxford, donde afirmaba qué los déficits de sueño en la población española no eran una cuestión cultural, si no que estaban asociados al huso horario del país.

    El origen del interés, radicaba en una moción presentada por el PSOE en el Congreso en la que se pedía que determinados programas dirigidos claramente a un público infantil y juvenil, se emitieran en un horario que permitiera el descanso de los más pequeños. Se argumentaba con razón que “los hábitos televisivos juegan un papel importante en la falta de descanso nocturno en nuestro país”. Como en la mayoría de países, mucha gente ve habitualmente la televisión, o utiliza los ordenadores y los teléfonos móviles por la noche hasta muy tarde: “los niños que no duermen lo suficiente presentan problemas como irritabilidad, somnolencia y falta de concentración”. Los parlamentarios, señalaron que todo el país sufre falta de sueño y que los españoles en general duermen “un promedio de horas inferior al de otros europeos”.

  • La sábana impermeable para una correcta higiene en la cama

    ¿Sabes la de microorganismos que campan en tu cama a sus anchas? Dormir en una cama limpia, es imprescindible para un sueño saludable. La cama es un elemento de nuestro hogar cuyo uso diario se torna imprescindible por lo que debemos extremar la higiene del mismo. Porque una cama feliz, es un sueño feliz.

  • Mejores posturas para dormir con lumbago

    El lumbago es un dolor agudo, persistente y tremendamente incapacitante que se manifiesta (como su propio nombre indica) en la zona lumbar. Este está provocado por diferentes causas, como malas posturas, lesiones, hábitos, etc. Dormir con lumbago es misión imposible, porque el dolor precisamente se intensifica cuando pasamos mucho tiempo en la misma posición, ya sea de pie o acostados.

  • Queda demostrado: la pereza es contagiosa

    Los lunes cuesta arrancar, a pesar de que venimos con las pilas cargadas del fin de semana. Lo intentamos, pero nada ayuda y es que parece que la pereza flota en el ambiente. La realidad, más allá de “lazy is in the air”, es que parece ser que la pereza es contagiosa e inconscientemente copiamos lo que hacen los demás, como así ha demostrado un estudio llevado a cabo por el Brain and Spine Institute (ICM) de París y dirigido por los profesores Devaine y Daunizeau.

  • Recupérate antes con un día de descanso activo

    El deporte es tu obsesión, reconócelo, te pasas semanas enteras practicando tu rutina preferida, y te cuesta trabajo desconectar. Debes saber que es un completo error, y que se recomienda para un mejor rendimiento alternar períodos de actividad con períodos de descanso.

    Estos días en los que físicamente nos es imposible practicar deporte porque estamos agotados del día anterior, o porque necesitamos un “reset” a nivel mental, nos sirven para favorecer la recuperación. 

  • Sitting: controla las horas que pasas sentado

    Dentro de los hábitos perjudiciales, el sedentarismo es de los que más problemas de salud acarrea. La falta de actividad física, está directamente relacionada con el riesgo de sufrir enfermedades de cardíacas y respiratorias, arterioesclerosis, diabetes, diferentes tipos de cáncer…etc.

    Se trata de uno de los hábitos cotidianos más instaurados, que incluso tienen por costumbre los más pequeños de la casa, dado el estilo de vida que llevamos: sentados en el trabajo, en el colegio, llegamos ya cansados y, a continuar la jornada en el sofá, para cambiarlo por la cama cuando se pone el sol. También nuestros hábitos de ocio se centran en actividades en las que estamos sentados: redes sociales, videojuegos, series… en general, la tónica es llevar una vida sedentaria.

  • Toppers para colchones: ¿qué son y cómo mejoran nuestro sueño?

    Dormir es un proceso constructivo en el que se reajusta nuestro sistema biológico, por lo que un descanso correcto es fundamental para cuidar nuestra salud y bienestar. El sueño nocturno parece un proceso sencillo,en el quetodo el cuerpo'se apaga' para dar paso a un estado donde todo se paraliza, pero nada más lejos de la realidad.

    Mientras dormimos ocurren complejos procesos reparadores en nuestro organismo, de los que no somos conscientes: al bajar el ritmo cardíaco existe una función protectora para el corazón, la producción de la hormona del crecimiento favorece la regeneración celular (además del crecimiento de los más pequeños), se produce el procesamiento de la información que hemos recopilado durante el día…etc.

  • Un cuento antes de dormir, aprovéchalo al máximo

    Leer un cuento antes de ir a dormir es una tierna rutina familiar de la que disfrutan niños y papás. Es un momento de transición, en el que los más pequeños de la casa pasan de la vorágine del día que finaliza, a descansar cómodamente en su colchón. Los beneficios de las rutinas a la hora de ir a la cama, son defendidas por expertos de disciplinas de diversos ámbitos.

  • Vuelta a la rutina ¿Cómo afrontarla? Durmiendo bien

    “El final del verano llegó…” (resuena la melodía en nuestra cabeza), acaban las vacaciones  y con ellas el placer de descansar y poder disfrutar de más tiempo libre. No es de extrañar que la vuelta a la rutina traiga consigo malestar, sobre todo de tipo anímico, que hace que los primeros días tras volver de las vacaciones sean difíciles de llevar. 

    Qué es el estrés postvacacional y por qué se produce

    El estrés postvacacional, viene ocasionado por el cambio radical que la vuelta a la jornada laboral y a la rutina diaria después de un período ocioso, supone. Nuestro organismo reacciona emitiendo una respuesta de alerta moderada: un estado de ánimo a ratos deprimido, que cursa con ansiedad por no poder afrontar esa vuelta de manera exitosa, afectando al rendimiento. Este estado, que es en un principio un mecanismo de adaptación al medio, no conviene que se prolongue en el tiempo.