Salud IDEAL - padres

  • Educar a los padres para mejorar el sueño de los hijos

    El descanso es esencial para el bienestar y desarrollo de los niños, por eso dentro de los temas que preocupan a madres y madres, es un clásico la calidad del sueño infantil ¿Crees tus hijos no están durmiendo tan bien como debieran? Deberías saber que las costumbres de los padres, pueden influir en el sueño infantil.

  • Escuela de padres: el peligro de las etiquetas

    La conciliación familiar no es nada fácil: compaginar las obligaciones, el trabajo, la pareja, los hijos, la familia, los amigos, el ocio… es realmente agotador. Como seres humanos limitados, a veces nos cuesta llevar a cabo ciertas tareas. Criar a un hijo es uno de los proyectos más difíciles en los que se puede embarcar una persona. Hasta los padres y madres más cariñosos pueden llegar a reprochar, avergonzar, acusar, amenazar, ridiculizar, etiquetar, castigar… Esto probablemente ocurra por cansancio, por falta de autocontrol o por desconocimiento del poder que tienen las palabras sobre los hijos. Sin embargo, los adultos, en concreto los padres y madres, son figuras de autoridad para los niños y llevan asociado un rol de “sabiduría”, por lo que el niño/a va absorbiendo todo el conocimiento que ve de esas figuras de referencia, y así construye poco a poco su particular modo de ver el mundo en función de la información que interpreta.

  • Estrategias para afrontar la adicción de nuestro hijo

    Cuando hablamos del consumo de drogas en los hijos, siempre será mejor prevenir desde el principio que afrontar luego esta adicción y todo lo que ello conlleva. Sin embargo, aunque podamos ayudarles a ser responsables, conocer las consecuencias que traen consigo las drogas y darles armas para rechazarlas, lo cierto es que la última decisión de consumirlas o no siempre dependerá de nuestros hijos.

  • Las madres duermen menos que los padres

    ¿Eres madre y tienes la sensación de que te faltan horas de sueño? Puede ser una impresión compartida por todas las madres: cuando se trata de dormir, las mamás sacrifican horas de sueño y sobre todo si hablamos de padres primerizos. Pero más allá de ser una simple corazonada, ahora la ciencia respalda esta creencia.