Salud IDEAL - proteinas

  • ¿Qué suplementos son los más adecuados para deportes de resistencia?

    Actualmente, los tipos de suplementos existentes son tantos, y tan variados, que conviene tener en cuenta una serie de pautas necesarias con objeto de seleccionar el que mejor se adapte a nuestras necesidades y requerimientos. A la hora de decantarnos por unos u otros, tendremos en cuenta, principalmente, que ofrezcan la mejor calidad-precio y que beneficien nuestro rendimiento. En esta ocasión nos centramos en cómo elegir los mejores suplementos para la práctica de deportes de resistencia.

    Carbohidratos, el mejor aliado de los atletas de resistencia

    Las necesidades de un atleta de resistencia distan mucho de las de los deportistas de fuerza. Cuando lo que queremos es mejorar nuestra resistencia, el combustible más importante son los carbohidratos, por ello, las estrategias nutricionales diseñadas para estos atletas, se basan en aumentar los niveles de glucógeno muscular o de reponerlo justo en el momento más oportuno. Cuando aún el ejercicio aeróbico quema el tejido muscular, la proteína sigue siendo importante para el atleta de resistencia, aunque esta necesidad es inferior a quienes tiene como objetivo conseguir más volumen y fuerza muscular.

    El consumo adecuado de carbohidratos variará dependiendo del tipo de ejercicio que se realice, de la periodicidad de los entrenamientos, del peso del atleta y de la meta que se busque alcanzar.

    Por ejemplo, los ciclistas profesionales, o los corredores, están constantemente en una carrera para abastecerse de combustible, ya que posteriormente tendrán que competir varias horas al día durante 3 semanas. Se debe tener en cuenta, en estos casos, que la una reposición de glucógeno completa puede tardar hasta 24 horas. Por lo que tendrán que asegurarse de tomar carbohidratos regularmente. Sin embargo, cuando el atleta realiza sesiones diseñadas para aumentar la eficiencia de la quema de grasa, se puede hacer un esfuerzo específico para reducir los hidratos de carbono antes y durante la sesión de entrenamiento. Cuando el atleta tiene menos de 24 horas entre carrera o sesiones fuertes de entrenamiento, los complementos de carbohidratos son especialmente importantes. Y es que, en estos casos, los requisitos de consumo son tal altos, que los suplementos se convierten en el medio más cómodo y eficiente para lograr alcanzar el nivel óptimo de carbohidratos.

    Entre los suplementos más demandados con este fin, encontramos la amilopectina, muy de moda los últimos años entre los practicantes de deportes de resistencia o aficionados a las pesas. Este polisacárido tiene una estructura compleja y ramificada que ofrece una mayor superficie para que actúen las encimas digestivas, pudiendo intervenir así con más facilidad y velocidad, consiguiendo que los alimentos ricos en amilopectina tengan un mayor índice glucémico. Una de las marcas más reconocidas, cuyos suplementos están muy ramificados de amilopectina, es Vitargo. Se ha demostrado que Vitargo restaura el glucógeno más rápido que la maltodextrina, un producto obtenido por hidrólisis enzimática parcial del almidón de maíz.

    La proteína sigue siendo importante

    Además de los carbohidratos, los suplementos ricos en proteínas también juegan un papel importante en la dieta de estos deportistas. Y es que, aunque los atletas de resistencia no tengan como principal objetivo aumentar la masa muscular, lo cierto es que este tipo de ejercicios puede provocar una importante degradación muscular.

    Algunas proteínas más concretas, como los hidrolizados de proteínas de suero de leche, tienen importantes beneficios tanto para reparar el músculo deteriorado como para la resíntesis de glucógeno. Además, si se mantiene un consumo continuado de esta proteína durante largos periodos de tiempo, podría producirse un uso más eficiente de los carbohidratos durante los entrenamientos.

    En MasMúsculo, tu tienda de suplementos de nutrición deportiva en Granada, podrás encontrar estos suplementos, y muchos más, para que sean cuales sean tus necesidades nutricionales, queden cubiertas de la forma más satisfactoria. Además, disponen de tienda online, para que estés, donde estés, sus productos lleguen a ti.

     

     

  • Consejos para aumentar la masa muscular

    En pleno comienzo de un nuevo curso en el gimnasio, muchas personas se marcan como meta mejorar su aspecto físico, quemando la grasa que les sobra o aumentando su masa muscular, en muchas ocasiones cuando se tiene tendencia a adelgazar muy fácilmente. Para los que desean alcanzar esto último, existen una serie de consejos claves que les facilitarán conseguir su objetivo y comenzar a notar como su masa muscular aumenta en un breve periodo de tiempo.

  • Días previos a la competición: La puesta a punto

    Una competición es el momento de darlo todo; de mostrar los frutos que hemos ido cosechando con esfuerzo y dedicación durante un periodo de tiempo. Por ello, la puesta a punto es decisiva para lograr unos resultados a la altura de la competición a la que nos enfrentamos y que nuestro esfuerzo no haya sido en vano. Y es que, un buen entrenamiento durante los meses anteriores no servirá de nada si los días previos a la prueba tiramos todo el trabajo por la borda.

    El 'tapering', o lo que comúnmente se conoce como puesta a punto, es la reducción progresiva del entrenamiento para disminuir el estrés fisiológico y psicológico que puede producir el entrenamiento diario y optimizar así el rendimiento en la práctica deportiva.

  • Dieta cetogénica, quema grasa sin perder músculo

    Existen miles de dietas propicias para perder peso y quemar la grasa que nos sobra, eso sí, algunas más recomendables que otras. Hoy hablamos de la dieta cetogénica, que no sólo es óptima para adelgazar, sino que también tiene importantes beneficios para la salud, tales como el control de enfermedades como la epilepsia o el tratamiento de tumores cancerígenos.

    Esta dieta, descubierta por el endocrino Henry Geyelin en el año 1921, se basa en una mayor ingesta de alimentos ricos en grasas y proteínas, y en la restricción de hidratos de carbono y azúcares. En definitiva, consiste en un programa alimenticio que se basa en cuatro partes de grasas y proteínas por una de carbohidratos (no más de 60 gramos al día).