Salud IDEAL - drogas

  • ¿Por qué vuelvo a recaer una y otra vez en mi intento de dejar las drogas?

    Si usted es consumidor de algún tipo de droga (tabaco, alcohol, cannabis, cocaína…) muy probablemente habrá intentado dejar de consumirla en más de una ocasión. Seguramente, tras algún episodio de exceso o tras un conflicto familiar, se habrá propuesto firmemente acabar con esa situación, haciendo cosas como tirar la droga que aún no había consumido, dejar de ver a amigos o colegas de consumo, o dejar de salir por zonas en las que ha consumido habitualmente. Por desgracia, esta promesa de dejar la droga suele durar muy poco tiempo, en ocasiones sólo unas horas, a veces días, y con suerte algunas semanas; hasta que se vuelve a recaer una vez más, provocando una sensación de fracaso personal.

  • Alcohol e hijos: Haz lo que digo y no lo que hago

    Cuando nos enfrentamos a casos de adicciones en adolescentes y jóvenes, como alcohol, cannabis, cocaína, etcétera, evaluamos, entre otras muchas cosas, el entorno familiar, pero ¿cómo es el entorno familiar de un/a joven adicto? El entorno familiar habitual es el de una familia con una estructura segura, sin problemas aparentes... una familia como cualquier otra, como la mía, como la suya…. En ese caso, podríamos intuir que la adicción está causada únicamente por algún desorden de la personalidad, por una cuestión genética, o lo más probable es que realicemos la atribución de la causa del consumo de sustancias al ambiente, a los amigos y amigas que tiene nuestro hijo/a.

  • Consecuencias del consumo de cocaína

    La cocaína es la droga ilegal más adictiva, pudiendo provocar en quien la consume desde euforia y excitación hasta tristeza, apatía o ansiedad.

    El consumo de cocaína, además de provocar numerosas urgencias médicas; origina la mitad de urgencias hospitalarias relacionadas por el consumo de drogas y es la causante del 50% de las muertes por reacción aguda de drogas en España.

  • El alcohol combinado con otras drogas, principal causa actual de adicción

    En la actualidad el alcohol es la principal sustancia que provoca adicción en combinación con otras drogas, como cocaína, cannabis o tranquilizantes. Y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), encabeza la lista en cuanto al grado de deterioro, daño físico y psicológico que produce, aumentado sus efectos más nocivos al tomarse con otros estupefacientes. Entrevistamos al especialista, Ramón Bravo de Instituto Hipócrates Granada.

  • El consumo de marihuana, ¿es tan inofensivo como se cree?

    Un alto porcentaje de los pacientes que acuden a consulta en CETPAG, son diagnosticados como adictos al consumo de marihuana. De entre todas las drogas no legalizadas, sin duda esta droga en sus diferentes apelaciones (cannabis, THC, hachís, maría…) es la más consumida y la más extendida entre la población general, por prácticamente todos los grupos normativos de la sociedad. Pero sobre todo, es con mucha diferencia la que goza de mayor aceptación y la que soporta una menor percepción de ser peligrosa o dañina.

  • El miedo a afrontar debilidades y problemas

    Cuando se tiene un problema, ya sea de adicción o de cualquier otra índole, se da un momento en el que la persona que lo sufre comienza a percatarse de que algo en ella no va como debería ir (o las personas de su alrededor le hacen ser conscientes de ello). Es este el momento en el que comenzamos a asumir que tenemos un problema, por lo que empiezan a aflorar una serie de emociones y sentimientos que pueden provocar en nosotros un gran malestar. Esto se debe en parte a la incertidumbre (¿Qué pasará ahora? ¿Saldré de esta situación?), a los sentimientos de culpabilidad (¿Por qué he dejado que esto me suceda?), o, incluso, al realizar lo que se denomina como atribución externa (¿Cómo ha podido pasarme esto a mí?).

  • El verano, la época preferida por los jóvenes para consumir drogas

    El verano es la época del ocio, de salir, de romper la rutina, y por desgracia, de consumir drogas. Además de beber más alcohol en verano, los jóvenes incrementan también el consumo de otras sustancias tóxicas como drogas sintéticas, éxtasis y la marihuana.

    Además, aumenta la facilidad de acceder a ellas. De hecho, el 80% de los españoles ve fácil conseguirlas, y el 90% de los menores de edad confiesa no tener problemas para comprar alcohol.

  • Objetivo: Salir del mundo de las drogas

    Las drogas son unas sustancias potencialmente peligrosas. Aunque sus efectos dependerán de la cantidad ingerida, sea cual sea ésta, nuestro cuerpo sufrirá las consecuencias.

    Si se consumen en pequeñas dosis, se notará una sensación de aceleración y estimulación del cuerpo. Mientras que por el contrario, las grandes cantidades producen un efecto sedante, pudiendo incluso provocar la muerte si el consumo se vuelve excesivo.

    Pero no todas las drogas provocan los mismos efectos. Algunas, por ejemplo, afectan directamente al cerebro, deformando las sensaciones y estímulos de lo que ocurre a su alrededor. De esta forma, las personas que consumen drogas pueden modificar su personalidad y actuar de forma insólita, ilógica e impropia.

    El fin de las drogas es obstruir las percepciones, tanto las deseadas como las indeseadas. Por ello, mientras que el consumidor piensa que puede realizar sus actividades con normalidad, lo cierto es que las drogas frenan estos trabajos.

  • Similitudes entre la adicción y el amor tóxico

    Muchas personas que visitan a un psicólogo o terapeuta están enamorados de su adicción. Es un amor dependiente, tóxico y destructivo. La droga es esa persona que cuando la conoces te seduce, todo en ella te produce placer, incluso sus pequeños defectos. El amor romántico es obsesivo, no es una emoción sino un impulso.

    Igualmente, el adicto a cualquier tóxico es obsesivo, pasa su tiempo pensando en el consumo, el consumo es su motivación para todo y toda su atención se centra en la sustancia.

  • Un día en un centro residencial de tratamiento de adicciones

    En el centro residencial de tratamiento de adicciones se suelen ofrecer servicios tanto de centro de internamiento como de centro de día a personas con algún tipo de adicción y /o trastorno del comportamiento con ayuda de diferentes profesionales.