Salud IDEAL - dormir

  • ¿Problemas de sueño? Vete de acampada

    Cuando estamos de vacaciones es frecuente relajarse con los horarios de sueño y con las rutinas. Parece ser que los noctámbulos, según algunos estudios, son especialmente vulnerables a caer en la “asincronía” típica del verano. El problema viene cuando tenemos que retomar las rutinas, con el reloj biológico cambiado, que hace que sintamos que nunca volveremos a dormir como lo estábamos haciendo. 

  • ¿Qué ocurre si te acuestas sin desmaquillarte?

    Después de una intensa noche de fiesta, llegamos a casa agotadas y deseando quitarnos los zapatos, y lo más importante… ¡con muchas ganas de dormir! Ocurre entonces algo inevitable: se nos olvida desmaquillarnos antes de irnos a la cama. Esto aunque te suene a broma, es una auténtica catástrofe para la piel, ya que mientras dormimos ocurren importantes procesos de regeneración celular, a los que no favorece nada un cutis lleno de maquillaje.

  • ¿Qué son los microsueños y cómo prevenirlos?

    ¿Qué es un microsueño? Se trata de un episodio breve de sueño involuntario, que a menudo ocurre sin que la persona sea consciente de que está sucediendo. ¿Cómo sé si he tenido un microsueño? ¿Puede cualquiera experimentar un microsueño? Aunque puede ser posible, es común entre personas que no descansan lo suficiente o tienen un trastorno del sueño. Es importante señalar que un episodio de microsueño no es sinónimo de “siesta” ni de “descanso reparador”.

  • ¿Se pueden recuperar las horas perdidas de sueño?

    Algunas veces queremos, o necesitamos, estar activos con pocas horas de descanso. Y si bien no es nada saludable privarse de horas de sueño, se podría salir del paso con pausas breves e intermitentes de descanso durante varios días. Sin embargo, existen ciertas profesiones y rutinas de trabajo por las que nos vemos obligados a descansar muy pocas horas. Pero ¿cómo afecta a nuestro cuerpo esta privación de descanso?

  • ¿Te cuesta dormir por la noche? Soluciones científicamente demostradas

    Hay personas que tienen problemas para dormir, se pasan la noche dando vueltas en la cama y recurren a innumerables trucos caseros ¿Hay alguno que realmente funcione? Existen algunos remedios para el insomnio, científicamente demostrados que ayudan a dormir mejor.

  • ¿Tiene el sueño un origen genético?

    ¿Por qué unas personas duermen mejor que otras? ¿Somos genéticamente diferentes al dormir? Esta misma pregunta se la han hecho científicos dedicados a diferentes disciplinas relacionadas de algún u otro modo con la conducta del sueño, desde hace ya varias décadas. Para contrastar las diferentes hipótesis que se han venido barajando, se han llevado a cabo diferentes estudios con hermanos gemelos.

  • ¿Tienes sed antes de ir a la cama?

    Existen determinados ritmos biológicos de los seres vivos que varían según períodos de tiempo, adaptándose a determinadas circunstancias del entorno y el ambiente. En este sentido, los ritmos circadianos de los mamíferos han evolucionado para adaptar a los animales a las particularidades del ritmo de vida terrestre de 24 horas, que se caracteriza por períodos de luz-oscuridad/día-noche.

  • “Respira bien, duerme mejor, es salud”

    Este útil consejo fue el lema del Día Mundial del Sueño en 2014. Durante el mismo se hizo hincapié en que la respiración es una función vital, pero mantener una respiración fisiológica nasal es un hábito que hay que perpetuar toda la vida. Hay que tener como principio que la respiración normal y fisiológica es la respiración nasal, otro tipo como la respiración oral es anormal y patológica, y dará lugar a una serie de molestias o enfermedades, que pueden llevarnos a padecer serios problemas de salud.

  • “Respira bien, duerme mejor, es salud”

    Este útil consejo fue el lema del Día Mundial del Sueño en 2014. Durante el mismo se hizo hincapié en que la respiración es una función vital, pero mantener una respiración fisiológica nasal es un hábito que hay que perpetuar toda la vida. Hay que tener como principio que la respiración normal y fisiológica es la respiración nasal, otro tipo como la respiración oral es anormal y patológica, y dará lugar a una serie de molestias o enfermedades, que pueden llevarnos a padecer serios problemas de salud.

  • Aceite de oliva antes de dormir

    El aceite de oliva es mucho más que un simple ingrediente para cocinar, podríamos hablar de él como un auténtico remedio natural que proviene del reino vegetal. No solo estamos hablando de un ingrediente sabroso y básico de la dieta mediterránea, sino que es un gran aliado para cuidar nuestra salud, ya que es por la mayoría conocido, que su consumo tiene múltiples beneficios en nuestro organismo.

  • Alimentos que dificultan el descanso

    En el artículo Alimentos que te ayudan a dormir comentábamos aquellos nutrientes que propician el reposo y nos invitan a soñar.  Sin embargo hay otros alimentos que sin ser excitantes dificultan la relajación de nuestro organismo. Como premisa principal (amparada bajo una lógica aplastante) está la de no atiborrarnos antes de ir a dormir, las comidas copiosas hacen trabajar a nuestro estómago durante gran parte de la noche, haciendo que tengamos un sueño fragmentado.

  • Alimentos recomendables antes de dormir

    La comida se asocia directamente con la serotonina, una hormona clave que, junto a la vitamina B6, B12 y el ácido fólico, ayuda a promover un sueño saludable. "Intenta consumir alimentos que calmen al organismo, aumenten los niveles de serotonina y te ayuden a conseguir un sueño reparador", explica Kristin Kirkpatrick, especialista en dietas y bienestar personal del Instituto Wellness de la Clínica Cleveland. Estos son algunos ejemplos de alimentos y nutrientes que ayudan a conciliar el sueño:

    1. Hidratos de carbono complejos: los productos integrales entre los que se incluyen panes, cereales, pasta y galletas saladas integrales así como el arroz integral proporcionan hidratos de carbono complejos. Hay que evitar los hidratos de carbono simples que incluyen los productos de harinas refinadas y dulces como galletas, pasteles y pastas y otros alimentos azucarados. Estos alimentos tienden a reducir los niveles de serotonina y no promueven el sueño.

    2. Proteínas magras: las proteínas magras incluyen queso bajo en grasas, pavo, pollo y pescado. Estos alimentos son altos en el aminoácido triptófano, que tiende a aumentar los niveles de serotonina. Por otro lado, se recomienda evitar los quesos altos en grasas, las alitas de pollo o el pescado muy fritos. Estos alimentos tardan más en digerirse y pueden mantenernos despiertos.

    3. Grasas saludables para el corazón: las grasas insaturadas no sólo fortalecen la salud cardiaca sino que también mejoran los niveles de serotonina. Los ejemplos incluyen a la mantequilla de cacahuete (pero que éstos sean su único ingrediente) y frutos secos como las nueces, almendras, anacardos y pistachos. Los alimentos con grasas saturadas y grasas trans, como las patatas fritas, los aperitivos de patata envasados y otros aperitivos altos en grasas tienden a reducir los niveles de serotonina.

    4. Bebidas: ciertas bebidas pueden promover o evitar el sueño. Una buena bebida para tomar antes de ir a dormir es un vaso templado de leche o una infusión de hierbas como la manzanilla o el poleo. En lo que se refiere a las bebidas con cafeína, Kirkpatrick recomienda a quienes tengan problemas para dormir que consuman la última taza a las dos de la tarde. La cafeína afecta de forma distinta a cada persona e incluso la más pequeña cantidad de un estimulante puede mantenernos despiertos.

    5. Hierbas aromáticas: las hierbas aromáticas frescas pueden tener un efecto calmante sobre el organismo. Por ejemplo, la salvia y la albahaca contienen componentes químicos que reducen la tensión y promueven el sueño. Una buena opción es preparar la salsa para la pasta con salvia y albahaca y las versiones caseras suelen tener menos azúcar que las del supermercado. Sin embargo, hay que evitar verduras como los pimientos rojos y la pimienta por la noche, ya que tienen un efecto estimulante.

    6. Aperitivos que inducen el sueño: Kirkpatrick propone algunos tentempiés que podrían ayudar a conciliar el sueño en las horas antes como:

    -Plátano con yogur desnatado.

    -Queso fresco bajo en grasas con crujientes de pan de pita integral.

    -Galletas saladas 100% integrales untadas con mantequilla de cacahuete

    -Una manzana con tiras de queso mozzarella.

     

  • Apnea del sueño, una enfermedad que impide un buen descanso

    La apnea del sueño, se refiere a un trastorno frecuente en adultos, aunque no es de extrañar su aparición en niños y adolescentes. Consiste en pausas en la respiración mientras el afectado duerme y  cuya duración es de varios segundos. Esta respiración no efectiva, tiene una consecuencia principal: un patrón de sueño fragmentado, superficial y que carece de carácter reparador.

  • Astenia primaveral: ¿qué es y cómo remediarla?

    Ha llegado la primavera y con ella el sol, más horas de luz por el cambio de hora, pero también ha traído la llamada astenia. Durante los meses de marzo y abril muchas personas sufren un mayor cansancio, más irritabilidad y mal humor e incluso problemas para conciliar el sueño. Todos estos son síntomas de lo que se conoce como astenia primaveral.

  • Babear al dormir, señal de un descanso reparador

    ¿Eres de los que babeas mientras estás profundamente dormido? ¡Enhorabuena! La ciencia dice que eso demuestra que estamos descansando bien. La explicación a grandes rasgos es que existen fases del sueño en las que la desconexión es absoluta, y la relajación muscular es completa. El tono muscular se relaja, entonces la saliva (de la que producimos aproximadamente un litro al día) se acumula en la cavidad bucal y se termina derramando.

  • Beneficios de dormir desnudo

    Desde siempre hemos pensado que dormir con pijama es la mejor opción para nuestra salud, evitamos pasar frio por la noche y el riesgo de resfriarnos, pero en el dilema dormir con o sin pijama, parece haber una opción con ventajas sobre la otra. Dormir desnudo trae consigo numerosos beneficios, y es que, hay estudios que demuestran que la mejor opción a la hora de meternos en la cama es hacerlo como nuestra madre nos trajo al mundo. 

  • Bruxismo: Estrés y problemas psicológicos que lo provocan

    Una de cada tres personas padecen bruxismo, un trastorno que consiste en el acto involuntario de apretar los dientes y que puede relevar ansiedad y otros problemas psicológicos. Este comportamiento psico-neuro-muscular, además, supone un problema de desgaste de dientes, por lo que es importante diagnosticarlo a tiempo y tratarlo lo antes posible. 

  • Café o té ¿cuál es mejor?

    El café y el son estimulantes, si bien es cierto que cuando se toman con regularidad se desarrolla una fuerte tolerancia a ambas bebidas y dejan de hacer tanto efecto. Aunque tienen nombres diferentes, ambos contienen la misma sustancia, la cafeína pero en distinta concentración.

    Si nos basamos únicamente en su composición, el café gana por diferencia como estimulante: una taza de té contiene la mitad de dosis de cafeína (40 miligramos) que la que se encuentra en una taza de café filtrado (entre 80-115 miligramos). Los científicos concluyen que la dosis de cafeína no es lo único que contribuye a estimularnos, sino también influye nuestro estado de alerta, de ánimo, de salud etc.

    Puede ser que las mayores diferencias entre el café y el té surjan una vez nos hemos metido en la cama. Tras comparar a personas que bebían la misma cantidad de té o café en un mismo día, investigadores de la Universidad de Surrey,  Reino Unido, confirmaron que aunque ambas bebidas producen beneficios similares con respecto a la capacidad de atención durante el día, las personas que beben café tienden a tener más complicado conciliar el sueño por la noche, quizás porque es entonces cuando el elevado contenido de cafeína del café empieza a hacerse notar. Por el contrario los bebedores de té, suelen tener un sueño más largo y relajado.

  • Calidad del sueño y cardiopatías

    El pasado 27 de septiembre, tuvo lugar el Día Mundial del Corazón, una fecha que invita a la reflexión sobre el impacto que tienen los hábitos de vida en la salud de nuestro corazón. Concretamente, tan importantes son el sedentarismo o la alimentación como los hábitos de sueño, en la prevención del desarrollo de enfermedades del corazón. Puede afirmarse pues que se considera el dormir bien como un hábito de vida saludable más.

  • Cómo dormir bien con gripes y resfriados

    La epidemia de gripe en España alcanzó sus picos más altos de incidencia a finales de enero, y aunque parece que remite, si no has sufrido un cuadro de este tipo esta temporada no cantes victoria, los virus acechan en cualquier época del año.

    Cuando ha llegado nuestra hora, pasamos el día con la nariz congestionada, moqueo constante, picor en la garganta, tos… Y lo peor llega a la hora de ir a descansar: dormir con un resfriado parece casi misión imposible, no podemos parar de toser en la cama, el aire parece que no llega a nuestros pulmones y la cabeza nos estalla. ¿Hay algo que podamos hacer para dormir mejor cuando estamos resfriados?