Salud IDEAL - cuerpo

  • Cirugía corporal: Consigue la figura con la que siempre has soñado

    • En Centro Europeo De Cirugía Estética cuentan con las técnicas más avanzas para conseguir la figura que deseas

    Son muchos los motivos que pueden llevar a hombres y mujeres de cualquier edad a optar por la cirugía estética para mejorar esa parte de su cuerpo con la que no se sienten cómodos. Algunas de ellas están motivadas por accidentes, enfermedades o defectos de nacimiento, y otras muchas por el mero hecho de sentirse mejor con uno mismo/a.

    Sea cual sea el motivo, en Centro Europeo de Cirugía Estética cuentan con grandes profesionales que sabrán estudiar cada caso y ofrecer las soluciones más adecuadas a cada paciente.

    La cirugía corporal comprende los diferentes procedimientos que tienen como fin modificar las características morfológicas corporales, excluyendo la cara. Entre las más habituales encontramos las intervenciones realizadas en senos con fines estéticos (aumento o disminución de pecho, y elevamiento de mamas), liposucciones y liftings.

    Gracias a los tratamientos de cirugía corporal y a las técnicas más avanzadas es posible estilizar el cuerpo y hacerlo más firme eliminando la grasa innecesaria y modelando la figura.

    Para el Doctor Moisés Barbero, la cirugía ideal es aquella que consigue el equilibrio con la línea corporal de cada persona. Por ello, para obtener los mejores resultados es esencial elegir el método más adecuado y seguro.

  • Disfruta de los muchos beneficios del Pilates Aéreo

    El Pilates Aéreo se puede definir como una combinación de distintos métodos de preparación física y mental. Joseph Pilates, creador de este tipo de entrenamiento, aplicó la Integración del Movimiento como principio básico de la técnica, basada en una conexión eficiente de todas las partes del cuerpo durante el movimiento, y de la implicación de la mente con el cuerpo y de la actividad con la respiración.

  • Un pie destapado, la postura perfecta para dormir

    Todos tenemos nuestra “postura idónea” para dormir, independientemente del equipo de descanso en el que nos toca descansar, por ejemplo, si estamos de vacaciones o de viaje de trabajo, o por el contrario, si dormimos en casa. La gran parte de los durmientes, solemos adoptar más o menos la misma postura para dormir noche tras noche. Igualmente, es un asunto común el que la mayoría de la población admita que duerme mejor cuando saca un pie (o los dos) de debajo de la sábana a la hora de dormir, mientras el resto de la anatomía permanece a cubierto.