Salud IDEAL - horarios

  • ¿Afecta el cambio de hora de otoño a nuestro sueño?

    Y de nuevo nos encontramos en la tesitura del cambio de hora, con el que en la madrugada del domingo 29 a las 3:00h serán las 2:00h. Algunos estaremos de enhorabuena ¡una hora más para dormir! pero… ¿a qué precio? ¿Afecta este tipo de cambio horario biológicamente a nuestro sueño o es solo nuestra percepción (y la de medio país)? 

  • Jet lag, ¿lo podemos evitar?

    El verano, es la estación favorita para muchos, y no es de extrañar ya que en la mayoría de las ocasiones viene de la mano de las ansiadas vacaciones. Los más afortunados ponen rumbo a destinos exóticos y lejanas urbes, buscando experiencias que recordar después todo el año. Viajar en avión y cambiar de zona horaria se convierte en una condición “sine qua non” para llegar al lugar deseado.

  • La falta de sueño en España, influida por el huso horario

    Esta semana aparecía en el periódico británico The Guardian, una columna que firmaba Paul Kelly, investigador del Sleep andCircadian Neuroscience Institute de la universidad de Oxford, donde afirmaba qué los déficits de sueño en la población española no eran una cuestión cultural, si no que estaban asociados al huso horario del país.

    El origen del interés, radicaba en una moción presentada por el PSOE en el Congreso en la que se pedía que determinados programas dirigidos claramente a un público infantil y juvenil, se emitieran en un horario que permitiera el descanso de los más pequeños. Se argumentaba con razón que “los hábitos televisivos juegan un papel importante en la falta de descanso nocturno en nuestro país”. Como en la mayoría de países, mucha gente ve habitualmente la televisión, o utiliza los ordenadores y los teléfonos móviles por la noche hasta muy tarde: “los niños que no duermen lo suficiente presentan problemas como irritabilidad, somnolencia y falta de concentración”. Los parlamentarios, señalaron que todo el país sufre falta de sueño y que los españoles en general duermen “un promedio de horas inferior al de otros europeos”.

  • Quieres rendir mejor, ¡duerme bien!

    Dormir bien es la clave para ser realmente productivos en nuestro puesto de trabajo. Lo ideal es que descansemos una media de siete u ocho horas para mantener la eficiencia en el trabajo. Según un estudio de la Universidad de Cambridge, realizado a más de 21.000 empleados británicos, dormir menos de 6 horas al día influye negativamente en el desempeño laboral, más que otros hábitos como pueden ser fumar, beber o padecer de obesidad. Este análisis afirma que además, después de un mal descanso, otros factores afectan negativamente a la falta de rendimiento. Así problemas musculares, seguido de la intranquilidad por la situación económica o ser víctima presiones o abusos en el trabajo, completarían la lista de motivos que hacen que no se rinda como se debiera.