Salud IDEAL - consumo

  • ¿Cómo se puede reconocer a un adicto? 

    Muchas de las consultas que reciben en CETPAG (Centro de Evaluación y Tratamiento Psicológico de Adicciones en Granada) son de familiares (padres, hijos, hermanos o parejas), que demandan información sobre cuáles son las características que diferencian a un enfermo de adicción de un consumidor social. Como explican sus especialistas, lo primero que hay que distinguir es si el sujeto usa, abusa o depende de esa sustancia (alcohol, marihuana, cocaína…), o de una determinada conducta (uso de juegos, móviles, ordenadores, compras, etc). 

  • ¿Por qué vuelvo a recaer una y otra vez en mi intento de dejar las drogas?

    Si usted es consumidor de algún tipo de droga (tabaco, alcohol, cannabis, cocaína…) muy probablemente habrá intentado dejar de consumirla en más de una ocasión. Seguramente, tras algún episodio de exceso o tras un conflicto familiar, se habrá propuesto firmemente acabar con esa situación, haciendo cosas como tirar la droga que aún no había consumido, dejar de ver a amigos o colegas de consumo, o dejar de salir por zonas en las que ha consumido habitualmente. Por desgracia, esta promesa de dejar la droga suele durar muy poco tiempo, en ocasiones sólo unas horas, a veces días, y con suerte algunas semanas; hasta que se vuelve a recaer una vez más, provocando una sensación de fracaso personal.

  • ¿Tengo un problema con el alcohol?

    Esta es la pregunta más frecuente entre los usuarios de CETPAG, especialistas en el tratamiento de adicciones. En nuestra sociedad el consumo de alcohol no solo no está reprobado, sino que es una actividad legal a partir de los 18 años, totalmente incorporada y bien vista en nuestras vidas. Los brindis con champagne, las cervecitas de medio día, los gin-tonic por la tarde o los cubatas con los amigos los fines de semana, hacen de cualquier circunstancia el momento ideal para beber

  • Día Mundial Sin Tabaco 2015: Alto al comercio ilícito de productos de tabaco

    Un año más la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados celebraron el pasado 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco. Una fecha dedicada a destacar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover la aplicación de políticas públicas eficaces para reducir el consumo. Este año se ha hecho un especial llamamiento a los países a que colaboren para poner fin al comercio ilícito de productos de tabaco. Y es que supone un importante motivo de inquietud y preocupación mundial, tanto por su perjudicial efecto sobre la salud, como por su relación con el derecho y la economía, la gobernanza y la corrupción.

  • Día Mundial Sin Tabaco: subir los impuestos para reducir su consumo

    Como cada 31 de mayo la OMS celebró el Día Mundial Sin Tabaco en esta fecha dedicada a resaltar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y a promover políticas eficaces para reducirlo. Los objetivos marcados este año fueron contribuir a proteger generaciones presentes y futuras no solo de sus devastadoras consecuencias para la salud, sino también de los problemas sociales, ambientales y económicos que produce. Por ello se propuso y alentó a los gobiernos a que aumenten los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo.

  • El consumo de marihuana, ¿es tan inofensivo como se cree?

    Un alto porcentaje de los pacientes que acuden a consulta en CETPAG, son diagnosticados como adictos al consumo de marihuana. De entre todas las drogas no legalizadas, sin duda esta droga en sus diferentes apelaciones (cannabis, THC, hachís, maría…) es la más consumida y la más extendida entre la población general, por prácticamente todos los grupos normativos de la sociedad. Pero sobre todo, es con mucha diferencia la que goza de mayor aceptación y la que soporta una menor percepción de ser peligrosa o dañina.

  • El verano, la época preferida por los jóvenes para consumir drogas

    El verano es la época del ocio, de salir, de romper la rutina, y por desgracia, de consumir drogas. Además de beber más alcohol en verano, los jóvenes incrementan también el consumo de otras sustancias tóxicas como drogas sintéticas, éxtasis y la marihuana.

    Además, aumenta la facilidad de acceder a ellas. De hecho, el 80% de los españoles ve fácil conseguirlas, y el 90% de los menores de edad confiesa no tener problemas para comprar alcohol.

  • Objetivo: Salir del mundo de las drogas

    Las drogas son unas sustancias potencialmente peligrosas. Aunque sus efectos dependerán de la cantidad ingerida, sea cual sea ésta, nuestro cuerpo sufrirá las consecuencias.

    Si se consumen en pequeñas dosis, se notará una sensación de aceleración y estimulación del cuerpo. Mientras que por el contrario, las grandes cantidades producen un efecto sedante, pudiendo incluso provocar la muerte si el consumo se vuelve excesivo.

    Pero no todas las drogas provocan los mismos efectos. Algunas, por ejemplo, afectan directamente al cerebro, deformando las sensaciones y estímulos de lo que ocurre a su alrededor. De esta forma, las personas que consumen drogas pueden modificar su personalidad y actuar de forma insólita, ilógica e impropia.

    El fin de las drogas es obstruir las percepciones, tanto las deseadas como las indeseadas. Por ello, mientras que el consumidor piensa que puede realizar sus actividades con normalidad, lo cierto es que las drogas frenan estos trabajos.

  • Siete enfermedades bucodentales derivadas del consumo de tabaco

    El riesgo de padecer estos trastornos se multiplica en personas fumadoras

    Diariamente estamos expuestos a numerosas advertencias acerca de los efectos nocivos del tabaco. Bien sea a través de los medios de comunicación, las cajetillas de tabaco, consultas médicas o, incluso, familiares y amigos que insisten en que es necesario dejar de fumar. Pero, ¿Realmente se conocen cuales pueden ser las consecuencias directas del tabaco en la salud de la boca?