Salud IDEAL - yo10

  • Cómo recuperar la figura después del verano

    Unos meses antes de comenzar el periodo estival, son muchas las personas que ponen en marcha lo que comúnmente conocemos como 'operación bikini' con el objetivo de perder esos kilos de más y lucir como nunca antes la ropa de baño. No obstante, esta “operación” la mayoría de veces consiste en dietas restrictivas y no precisamente muy saludables, al igual que las largas sesiones en el gimnasio que pueden acarrearnos alguna que otra lesión.

  • Los beneficios de la hidroterapia

    La hidroterapia es el uso del agua (en cualquiera de sus formas: caliente, vapor, frío o hielo) para aliviar el malestar y promover el bienestar físico.

    Ninguna otra sustancia en la tierra puede igualar las propiedades y poderes curativos del agua. Esto ha hecho que generación tras generación, se le haya considerado como una medicina natural que puede ayudar a aliviar el cuerpo. La hidroterapia utiliza el poder vivificante del agua para proporcionar alivio para casi todo tipo de dolores y molestias. Se trata de una forma natural y orgánica de alivio del dolor que puede trabajar de dos formas; por ingravidez o a través de terapia del calor.

  • Los beneficios de la natación para la salud

    La natación es la actividad de resistencia por excelencia, y lo es porque te obliga a moverte continuamente.

    Así, por una parte se ejercita el corazón con suavidad (no hay movimientos bruscos en el agua) yse favorece la circulación de la sangre,gracias a la alternancia de contracciones y descontracciones musculares. El frescor y la presión del agua ejercen una importante acción de drenaje, por lo que adiós a los edemas y a las piernas pesadas.

    Cabe destacar sus múltiples beneficios sobre el cuerpo tanto para prevenir lesiones como para tratarlas. Con la natación se fortalecen prácticamente todos los músculos, lo que repercute, por ejemplo, en una mejor postura corporal y en la prevención de dolores de espalda. También es beneficioso para las articulaciones, debido a que ejercitamos tendones y ligamentos, lo que aumenta la flexibilidad y, al fin y al cabo, la calidad de vida.