Últimas Noticias

5 beneficios psicológicos de practicar ejercicio
Categoría: aequilibrium

5 beneficios psicológicos de practicar ejercicio

La mayoría de personas que comienzan a realizar algún tipo de deporte tienen como objetivo fundamental mejorar su estado de salud general, perder esos kilos de más, o ganar fuerza y masa muscular. Por contra, son pocos los que al iniciarse en la práctica deportiva se plantean siquiera los beneficios psicológicos que les proporcionará ésta, como puede ser la gran ayuda que supone el ejercicio para superar adicciones. Esto puede deberse a que la mejora en el estado de ánimo de las personas es menos evidente a simple vista que la mejora física.

Durante los últimos años numerosas investigaciones han demostrado cómo practicar algún ejercicio puede mejorar nuestras funciones cognitivas e incrementar nuestro bienestar psíquico. De hecho, la realización de actividades físicas de tipo deportivo forma parte habitualmente de los protocolos de intervención en diferentes psicopatologías como la depresión, trastornos de ansiedad y adicciones. Esto se debe a los numerosos beneficios que obtenemos complementando la terapia psicológica con la práctica deportiva.

El exceso de vello en las mujeres puede ser síntoma de problemas médicos

El exceso de vello en las mujeres puede ser un síntoma de algún problema médico que debe ser tratado, según un informe del Royal College de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido difundido hoy, en el que se invita a quien sufra este problema a no tener reparo a la hora de acudir a un médico.

El informe indica que entre el 5 y el 15 por ciento de las mujeres tienen exceso de vello y que en la mayoría de los casos (entre un 70 y un 80 por ciento) el problema tiene que ver con el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP). La autora del estudio es la doctora Rebecca Swingler, que trabaja en el Hospital Saint Michael's de Bristol y que explicó que esta circunstancia, conocida científicamente como hirsutismo, causa angustia y trastornos psicológicos entre muchas mujeres que lo sufren.

El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en zonas consideradas andrógeno-dependientes como el labio superior, las patillas, la barbilla, el cuello, las areolas mamarias, el tórax, en el área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en las ingles, los muslos y la espalda. Frecuentemente se asocia a acné, a caída de cabello y a irregularidades menstruales, y en demasiadas ocasiones, según la doctora Swingler, las mujeres no buscan ayuda médica porque les da vergüenza o porque consideran que no es un problema grave.

Además del SOP, una de las principales causas de infertilidad en las mujeres, el hirsutismo puede esconder en un pequeño porcentaje de casos la existencia de ciertos tumores, alguna disfunción de la tiroides y el abuso de algunos estupefacientes. Los casos menos severos se pueden tratar con cirugía estética, pero frente a los cuadros más intensos la terapia hormonal -como el uso de la píldora contraceptiva- es lo más efectivo, dijo Swingler.

También la pérdida de peso en mujeres obesas puede ayudar a reducir los altos niveles de testosterona, responsables en algunos casos de un exceso de vello. "A menudo las mujeres tardan años en poder hacer frente a su hirsutismo, antes de buscar ayuda profesional. Las mujeres han de mirarse a sí mismas en el contexto de su familia y origen étnico, y fijarse en lo que es normal para ellas", señaló la doctora.

A partir de ahí, añadió, "si notan un cambio en la pauta de crecimiento del pelo o notan que tienen que depilarse más a menudo de lo habitual deberían buscar ayuda profesional". El profesor Stephen Franks, endocrinólogo del Imperial College de Londres, coincidió en que el hirsutismo es un tabú para muchas mujeres, que sufren un deterioro de su autoestima y de su percepción como sujetos femeninos y que por esta razón no van al médico. "Siempre merece la pena investigar qué pasa, incluso si se trata de un problema benigno", señaló Franks.