Mastopexia para elevar las mamas, ¿en qué consiste?

Uno de los tratamientos estrella de Centro Europeo de Cirugía Estética es la mastopexia o elevación de mamas. Se trata de una opción por la que optan algunas mujeres para corregir las mamas caídas, ya sea a causa del embarazo o por muchos otros motivos. Si se está barajando la posibilidad de someterse a esta intervención es importante tener 100% claro antes en qué consiste.

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. A medida que la piel pierde su elasticidad, la mama pierde su forma y tiende a caer. Un fenómeno conocido como 'ptosis mamaria' que el Centro Europeo de Cirugía Estética puede solventar. Para ello, se puede optar bien por colocar una prótesis o bien por reducir el tamaño de la areola si es que ésta es demasiado grande. Es perfectamente posible someterse a una mastopexia o elevación de mamas tras el embarazo y después repetir maternidad y amamantar. Eso sí, hay que tener presente que los pechos pueden volver a caerse.

La mastopexia se realiza en quirófano y suele ser necesario el ingreso al menos durante un día en el centro. Lo normal es que se use anestesia general aunque hay ocasiones en las que basta con anestesia local y sedación. La intervención dura entre una hora y media y tres horas y media. Las suturas van alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama. Después de la operación la mujer debe llevar un vendaje o un sujetador especial durante el tiempo que el especialista estime necesario. Tras la cirugía, aunque la paciente se sienta ligeramente cansada, podrá hacer vida prácticamente normal a las 24-48 horas. Todo depende, claro está, de la actividad laboral que realice. Se puede prescribir medicación para paliar las molestias. El vendaje o los apósitos sólo deberán llevarse durante unos días. Después se llevará el sujetador especial.

Insistimos en que la mastopexia es una técnica segura siempre que se deje en manos de un cirujano plástico cualificado. Hay que tener en cuenta que quedarán cicatrices permanentes y visibles, pero disimulables bajo el sujetador o la parte de arriba del bikini. Como suele pasar, los problemas de cicatrización son más frecuentes en las personas fumadoras. Eso sí, con paso del tiempo las cicatrices irán notándose menos. También se debe tener en cuenta que los efectos de la mastopexia pueden variar influidos por ejemplo por nuevos embarazos, variaciones de peso o la edad.

 


Centro Europeo de Cirugía Estética

Centro Europeo de Cirugía Estética

• Calle Neptuno 6, 1ºD. 18004, Granada.
Teléfono: 958 52 24 23

• Calle Maldonado 44, Bajo Derecha. 28006, Madrid.
Teléfono: 913 09 03 27

www.centroeuropeodecirugiaestetica.com

Publicidad