Todo lo que debes saber sobre la cirugía de aumento de pecho

Existen muchos mitos en torno a la cirugía de aumento de senos. En este artículo se hablará de algunos de ellos con objeto de despejar dudas.

El Aumento de pecho es la técnica que permite mejorar el aspecto de senos por medio de implantes o prótesis de silicona. Es una de las operaciones que más se realiza en todo el mundo, ya que aumenta significativamente la autoestima de las pacientes.

Esta operación está indicada para las mujeres que no han desarrollado el tamaño de sus pechos como desearían por razones congénitas, o que se han visto disminuidos tras embarazos o después de un período de adelgazamiento. El objetivo es incrementar el volumen para conseguir un aumento de pecho bonito y natural.

La paciente podrá valorar que talla de pecho ponerse antes del aumento de mamas, gracias al sistema de medición de simulación 3D con Crisalix, con el que se cuenta en la consulta donde se valora con el cirujano el tipo de implante adecuado.

El resultado en el aumento de pecho es inmediato, aunque los expertos del Centro Europeo de Cirugía Estética recomiendan esperar unos meses hasta ver el resultado final. Durante 3-4 días recomiendan cierto reposo, después la mujer puede conducir y volver al trabajo evitando esfuerzos o pesos durante 15 días. En la primera visita, el cirujano valora al paciente dando una información exhaustiva, explicando todos los detalles y pasos de la intervención. Se ha de recordar que la operación de aumento de pecho puede realizarse en cualquier época del año.

Las prótesis más fiables son las de gel de silicona cohesivo. Las prótesis que más utilizan en este Centro de Cirugía son redondas o anatómicas de pared rugosa microtexturizada según la necesidad y las características de la paciente. Las anatómicas dan un resultado mucho más natural, de forma y cuanto al tacto, además permiten corregir mejor las asimetrías de las mamas.

Una preocupación habitual en las mujeres es que el tamaño de las prótesis sea el adecuado. Para conseguirlo se utilizan unos medidores especialmente diseñados para asegurar que el volumen de la prótesis es el más adecuado para la altura y diámetro del tórax de la mujer. El mito mas popular es el famoso 'Las prótesis estallan en los aviones'. Las prótesis están fabricadas de un gel muy resistente que no podría explotar sobre un avión. Otro mito es el de que las mujeres a partir de cierta edad no pueden operarse. A partir de los 18 años cualquier mujer puede operarse independientemente de la edad que tenga, el condicionante que importa es su salud.

En cuanto al mito de que las cicatrices no podrán taparse, los cirujanos hacen todo lo posible para dejar suturas lo más pequeñas posibles y en lugares que disimulen. Una buena cicatriz será prácticamente invisible a largo plazo independientemente de dónde se realice la incisión. Tampoco es cierto que con implantes de mama se debe aumentar los cuidados al dificultar las prótesis los controles médicos. Todas las mujeres a partir de una cierta edad deben realizarse los exámenes mamarios que los especialistas recomiendan. Hasta el momento no se ha probado que los implantes mamarios produzcan un riesgo generalizado para la salud, es importante el control con el profesional que hizo la operación para un correcto seguimiento. Tampoco los implantes de mama dificultan la lactancia materna. Que después de la intervención de aumento de mamas, se pierde sensibilidad en la zona, también es mentira. No obstante, aunque no es lo habitual, cuando la prótesis es muy grande y estira mucho la piel, puede estirar también los nervios sensitivos y alterar la sensibilidad de la mama.

En principio, los implantes anatómicos surgieron para simular la forma de un seno sano, y usarlos en casos de reconstrucción mamaria, pero gustó tanto la forma que se empezó a utilizar en cirugías netamente estéticas como una alternativa a los implantes redondos.

El post operatorio no siempre es doloroso, dependerá de como haya sido la introducción de la prótesis durante la intervención y del umbral del dolor de la paciente.

Las prótesis son para toda la vida, y no se deben cambiar 10 años como puede creerse. Sólo deben cambiarse en caso de rotura, fuga o excesivo desgaste.

La cirugía de aumento de mamas es una cirugía segura, con resultados satisfactorios para el paciente que debe recordar la importancia de recurrir a cirujanos plásticos cualificados y formados que escogerán la mejor técnica quirúrgica para cada persona y que buscará la armonía corporal y la proporción para obtener el mejor resultado posible.


Centro Europeo de Cirugía Estética

Centro Europeo de Cirugía Estética

• Calle Neptuno 6, 1ºD. 18004, Granada.
Teléfono: 958 52 24 23

• Calle Maldonado 44, Bajo Derecha. 28006, Madrid.
Teléfono: 913 09 03 27

www.centroeuropeodecirugiaestetica.com

Publicidad