Saber si está enfermo del corazón podría ser más fácil

CORAZN_ELECTRO_RET

El servicio de cardiología del Hospital Clínico de Valencia ha identificado, a través de un estudio, un biomarcador -antígeno carbohidrato 125- que detecta a los pacientes con insuficiencia cardíaca, quienes podrían reducir su mortalidad un 32,5 por ciento tras la administración de estatinas.

Así lo asegura la Sociedad Española de Cardiología, que indica que 1.200.000 españoles padecen insuficiencia cardíaca, una enfermedad que incapacita al corazón para bombear sangre a un volumen adecuado y mantener así las necesidades del organismo, lo que dificulta la respiración. El servicio de cardiología del hospital valenciano ha partido en el estudio del supuesto de que los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda y valores del antígeno carbohidrato 125 elevados constituyen un subgrupo de pacientes con una actividad inflamatoria alta.

 

Con el estudio se pretendía demostrar que los pacientes que presentaban el biomarcador elevado, el antígeno carbohidrato 125, y eran tratados con estatinas lograban reducir su riesgo de mortalidad a largo plazo. Para ello se estudió a una muestra de 1.222 pacientes ingresados consecutivamente entre el 1 de enero de 2004 y el 1 de noviembre de 2009 con un diagnóstico de insuficiencia cardíaca aguda y entre éstos se observaron valores elevados del antígeno carbohidrato 125 en 793 casos (el 64,9 por ciento) y a 455 (37,2 por ciento) les prescribieron estatinas.

Además, se obtuvo información sobre las características demográficas, antecedentes patológicos, constantes vitales, datos de laboratorio y uso de medicación al ingreso y durante todo el curso hospitalario, a través de cuestionarios de registro preestablecidos. También se hizo un seguimiento de los pacientes hasta su muerte.

Mortalidad inferior

Finalmente, se determinó que entre los enfermos con antígeno carbohidrato elevado la mortalidad de los tratados con estatinas fue inferior, ya que pasó de 28 un por ciento a un 18,9 por ciento, es decir una reducción del 32,5 por ciento. Por el contrario, en los que tenían valores de antígeno carbohidrato no elevados fue similar (16,6 por ciento frente al 16,3 por ciento).

El estudio sugiere que la elevación de este biomarcador en sangre identificaría a aquellos pacientes con una importante y sostenida actividad inflamatoria y, por lo tanto, un efecto beneficioso derivado de un tratamiento con estatinas. El doctor de Julio Núñez, miembro del servicio de cardiología del Clínico de Valencia, ha asegurado que con este estudio "se sugiere la importancia de prestar especial atención a los valores elevados del antígeno carbohidrato 125, independientemente de los de colesterol en sangre en todos los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda.