¿Yo ronco? ¿Estoy enfermo?

Roncar no es sólo un ruido molesto, también puede ser un signo de una enfermedad grave como es la apnea obstructiva del sueño, que puede acarrear problemas importantes de salud y disminuir las expectativas de vida de aquellos que la padecen. Cansancio, depresión, falta de concentración, pérdida de memoria, alteración del deseo sexual, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, trombo embolismo e infartos de miocardio son algunos de los efectos causados por ésta.

Los principales síntomas son el ronquido fuerte y crónico, las paradas respiratorias y la sensación de no haber dormido bien. A menudo la apnea del sueño no se consigue diagnosticar. Por lo general, los médicos no pueden detectarla durante las consultas corrientes. La mayoría de las personas que la padecen no saben que la tienen porque sólo ocurre durante el sueño. Por ello, el primero en notar los signos de la apnea del sueño puede ser un familiar o quien duerma en la misma cama con la persona afectada.

El tipo más común de apnea del sueño es la apnea obstructiva del sueño. En ella, las vías respiratorias se estrechan o bloquean durante el sueño. Esto causa respiración superficial o pausas en la respiración. Cuando la persona trata de respirar, el aire que logra pasar por la parte obstruida puede causar ronquidos fuertes. Las pausas pueden durar entre unos pocos segundos y varios minutos, incluso a menudo ocurren entre 30 veces o más por hora. Por lo general, la respiración vuelve a la normalidad, a veces con un ronquido fuerte o con un sonido parecido al que una persona hace cuando se atraganta.

Sin embargo, toda persona que ronca no sufre apnea del sueño. Existen factores que pueden incrementar el riesgo. La apnea obstructiva del sueño puede afectar a cualquier persona pero es más frecuente en personas con sobrepeso, los niños pequeños que tienen las amígdalas inflamadas pueden padecerla, así como dormir boca arriba puede incrementar los episodios de la misma.

'Ortho Apnea' es un novedoso dispositivo intra-oral que está especialmente indicado en el tratamiento del ronquido y síndrome de apnea del sueño leve –moderado. Su mecanismo de acción se basa en el adelantamiento controlado y confortable de la mandíbula, mediante el incremento del tono muscular a nivel de la vía aérea. De esta forma sencilla se facilita el paso del aire, eliminando el ronquido y mejorando los episodios de apnea, que se traducen en una notable mejoría de la calidad de vida de los pacientes. La apnea del sueño es un problema crónico de salud que requiere un tratamiento a largo plazo. Los cambios en el estilo de vida, los dispositivos bucales, la cirugía o los dispositivos respiratorios gozan de éxito en el tratamiento de la apnea del sueño en muchas personas. Si padece ronquido y cree que puede padecer apnea del sueño, no se quede con dudas, consúltenos. Los aparatos intraorales le ayudaran a resolver su problema. No lo dude es hora de descansar bien. Por la salud y el sueño placentero, suyo y de su entorno.  

Más información en www.apneadent.es


Apneadent

Apneadent

Odontología integral y Trastornos del Sueño
Calle Pedro Antonio de Alarcón 27, Bajo.
Tlef.: 958 15 24 09
www.apneadent.es

Publicidad