Estética dental: Motivos por los que hacerse un blanqueamiento dental

Tener unos dientes blancos y cuidados es vital si queremos mantener una buena apariencia física. De hecho, si nos fijamos en las 'celebrities' que viven de su imagen podemos observar que no todas tienen los dientes perfectamente alineados, pero difícilmente encontraremos a algún famoso que no los tenga radiantes.

Una sonrisa blanca no sólo mejora la apariencia física de las personas, también dice mucho sobre ellas y la importancia que le dan a su cuidado e higiene personal. Además, unos dientes blancos y sin manchas amarillentas aumentan la autoestima e incitan a sonreír más sin el miedo al que dirán o sin la preocupación constante de mostrar lo mínimo nuestros dientes. Por lo tanto, una dentadura cuidada y radiante mejora nuestro físico, pero también hace que nos sintamos mucho mejor con nosotros mismos.

Todo esto ha llevado a que, según un Estudio de Salud Bucodental, el blanqueamiento dental sea uno de los tratamientos de estética dental más solicitados por los pacientes, por detrás de la limpieza y la reconstrucción.

Cómo elegir el tipo de blanqueamiento más adecuado

El color de los dientes, como la piel, los ojos, o el pelo, es genéticamente diferente en cada persona. Razón por la que algunas personas tienden a tener un color más amarillento en sus dientes a pesar de limpiarlos y cuidarlos adecuadamente. Además, con el paso del tiempo y con el consumo de alimentos que destiñen, o el tabaco, los dientes pueden cambiar de color. Ante estos casos, la mejor solución es el blanqueamiento dental. Y es que, hoy en día, una dentadura blanca es sinónimo de salud y belleza.

Existen diferentes tipos de blanqueamiento. Pero, ¿cómo elegir el más adecuado para ti?

El primer paso, indudablemente, es acudir a un especialista. Es imprescindible que un dentista estudie tu caso en concreto. Éste será el único capacitado para analizar la etiología, o causa del problema, comprobar el estado general de tu boca y conocer, finalmente, si es conveniente proceder a un blanqueamiento dental o se precisa antes solucionar otras patologías como pueden ser las caries o la gingivitis.

El especialista te asesorará respecto a los distintos tratamientos posibles para mejorar el aspecto de tus dientes. Con esto podrás obtener una guía 100% fiable respecto a todos los tipos existentes y las consecuencias o inconvenientes de cada uno de ellos.

Las complicaciones y efectos secundarios del blanqueamiento, además de depender de la calidad del propio tratamiento, pueden estar ocasionados por el estado anterior de la boca. Otra razón más por la que acudir al dentista antes de dar cualquier otro paso o dejarse seducir por métodos peligrosos que pueden dañar de manera potencial nuestra dentadura.

Dada la importancia que se le da actualmente al color de los dientes, han aparecido una gran cantidad de métodos blanqueadores caseros o no profesionales. Desde Apneadent, clínica dental en Granada, advierten del cuidado y desconfianza que hay que tener hacia la publicidad que promete resultados milagrosos a un precio muy bajo y de los métodos que no están supervisados por un experto. Este tipo de blanqueamientos que se venden como cosméticos están poco estudiados, por lo que sus efectos adversos pueden ser altamente peligrosos para la salud de la boca.

A día de hoy existen tratamientos blanqueadores económicos y de alta calidad, cuyo efecto está totalmente asegurado.