Las vacunas, vida para los mayores

ANCIANA_RETOCADA

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) recomienda la inmunización de las personas mayores y ha recordado que éstas pueden prolongar su expectativa de vida gracias a ciertas vacunas.

Coincidiendo con la Semana Europea de la Vacunación, la SEGG ha hecho hincapié sobre el trascendental papel que suponen las vacunas en la salud y las ha reivindicado como un derecho fundamental de los pueblos del mundo. Para esta organización, las vacunas son una herramienta fundamental de salud pública y han conseguido a lo largo de los años erradicar enfermedades consideradas mortales.

La difteria, el tétanos, la tos ferina (dTpa), el neumococo y la gripe son las vacunas recomendadas para los mayores de 60 años, según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Con estas vacunas se evitarían importantes problemas de salud en las personas mayores como la neumonía, la meningitis, la septicemia y se reduciría notablemente la hospitalización y mortalidad por enfermedades como la gripe.

Erradicadas

La viruela, que mataba a dos millones de personas a finales de los años 60, está erradicada desde 1979; los casos de polio han disminuido desde los 350.000 estimados en 1988 a los 1.600 de 2009; la mortalidad por el sarampión ha decrecido en un 70% y los casos de tos ferina y difteria han disminuido de manera drástica en las última tres décadas gracias a las vacunas, ha señalado la SEGG. A pesar de ello, en el mundo desarrollado han proliferado los grupos antivacunas que vienen cuestionando su valor, "a menudo manejando argumentos pseudocientíficos y encontrando amplificadores en medios sensacionalistas".

La SEGG ha recordado que las vacunas son agentes de justicia e igualdad y ha explicado que facilitando el acceso a estos fármacos se acortan las distancias entre grupos más o menos favorecidos desde el punto de vista socioeconómico.