Ictus, cómo reconocerloy tratarlo

ictusEl Ictus es uno de los principales problemas de salud pública. En España es la primera causa de muerte en la mujer y la segunda en el hombre y la principal causa de invalidez permanente en personas adultas, ya que es un trastorno brusco de la circulación que altera la función de una zona del cerebro. Se estima que más de 100.000 personas cada año sufren un primer ictus en nuestro país. En el 85% de los casos el ictus se debe a la obstrucción de una arteria, bien provocado por una placa de ateroma o por un coágulo o por un coágulo o émbolo desprendido del corazón.

El 15% restante es por la rotura de la arteria, a la que sigue una hemorragia cerebral o subaracnoidea. El ictus produce una lesión cerebral inicialmente recuperable. La gravedad y las consecuencias de esta lesión pueden reducirse si se diagnostica y trata rápidamente. Un paciente con ictus debe ser atendido urgentemente en un hospital adecuado: en este caso "el tiempo es vida". A partir de ese momento es importante reestablecer al paciente, evaluar las secuelas y hacer un plan de tratamiento según las afectaciones producidas, para ello se debe realizar una evaluación exhaustiva en la que intervienen diferentes profesioanles aun creyendo
que los aspectos que se han visto afectados no son de vital importancia para la independencia del paciente.

Prevención del Ictus

1. Siga una dieta equilibrada, tipo mediterránea.
2. Practique ejercicio físico y adopte estilos de vida saludables.
3. No fume. Modere el consumo de alcohol.
4. Controle estrechamente, con ayuda de su médico, las enfermedades que aumentan el riesgo de ictus:
Hipertensión arterial
Diabetes
Colesterol elevado (dislipemia)
Enfermedades del corazón
Enfermedad arterial periférica
5. Y, sobre todo, tome regularmente los medicamentos que le prescriba su neurólogo.

¿Cómo reconocer un ictus?

1. Pida al afectado que sonría, el adormecimiento facial es uno de los síntomas. Los labios se tuercen y es imposible moverlos.
2. Dile que levante los brazos, el ictus provoca falta de sensibilidad en un lado del cuerpo, puede ser tanto el izquierdo como el derecho. Si uno de los brazos cae desplomado, es un síntoma claro.
3. Solicítale que repita una frase, sencilla, "Hoy hace buen tiempo". Los afectados son incapaces de articular frases con sentido.
4. Pídale a la persona que saque su lengua. Si la lengua está torcida y se le sale por un lado o por el otro, es tambien un sintoma de Ictus.

Las secuelas

Las secuelas después de un ictus se pueden ver reducidas considerablemente si se atiende lo antes posible como urgencia médica que es. Cuanto menos tiempo se demore en establecer la normal circulación sanguínea menor será el área de necrosis. Una vez que se produce el ictus, un equipo de terapeutas especialista en enfermedades neurológicas debe evaluar las secuelas que éste ha producido. Neuropsicólogo, evalúa las capacidades cognitivas como la atención y memoria. Fisioterapeuta, examina las capacidades del paciente en todo lo que tiene que ver con la movilidad. Logopeda, evalúa la capacidad de comunicación del paciente, tanto en su vertiente comprensiva como expresiva y tanto oralmente como escrita. Terapeuta ocupacional, se ocupa de valorar la capacidad que tiene el paciente para realizar actividades de la vida diaria.

El tratamiento

Las secuelas después de un ictus se pueden ver reducidas considerablemente si se atiende lo antes posible como urgencia médica que es. Cuanto menos tiempo se demore en establecer la normal circulación sanguínea menor será el área de necrosis. Una vez que se produce el ictus, un equipo de terapeutas especialista en enfermedades neurológicas debe evaluar las secuelas que éste ha producido.