Reducen un 60 % dolor síndrome piramidal infiltrando botox guiado con ecografía

Especialistas de Rehabilitación del hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva han logrado reducir un 60 por ciento de media el dolor del síndrome del músculo piramidal mediante infiltraciones de toxina botulímica guiadas por ecografía.

Lo han hecho en el marco de un proyecto de investigación liderado por el doctor Carlos Cordero, en el que ha participado como colaboradora la doctora Mónica García, del Servicio de Urgencias del centro hospitalario, ha informado éste en un comunicado.

El síndrome piramidal es una entidad clínica que se caracteriza por dolor irradiado a la región glútea y a la cara posterior del muslo, provocando una sintomatología que puede simular una ciática, y que se produce por una posible comprensión o atrapamiento del nervio ciático por el músculo piramidal o piriforme.

Los autores han constatado la seguridad y utilidad de esta técnica de infiltración guiada por ecografía de toxina botulínica tipo A en el músculo piramidal, que se viene realizando en la Unidad de Rehabilitación Intervencionista del Hospital Juan Ramón Jiménez, concluyendo que la realización de dicha técnica produce una reducción del dolor estadísticamente significativa, concretamente, más de un 60 % de media.

Igualmente, los especialistas han objetivado que la técnica es igual de eficaz con independencia del volumen de dilución utilizado.

Este trabajo ha recibido el premio a la mejor comunicación presentada por especialistas de rehabilitación en el 69 Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Física y rehabilitación (SAMFYRE) y el II Congreso Internacional Portugués-Andaluz, organizado conjuntamente por las sociedades científicas andaluza y lusa (SPMFR) de la especialidad.