La mortalidad en adultos con cardiopatías congénitas disminuye con la edad

La tasa de mortalidad cardiovascular en adultos con cardiopatías congénitas disminuye con la edad, a diferencia de lo que ocurre en la población general, según un estudio en el que se analiza el papel de la edad y el género en la supervivencia y las causas de muerte en estos pacientes

Con motivo del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, que se celebra el próximo 14 de febrero, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) se hace eco de este estudio que estudia estas patologías que, según estimaciones, afectan en España a unas 120.000 personas. 

Las cardiopatías congénitas son un grupo de enfermedades caracterizado por la presencia de alteraciones estructurales del corazón, que se producen por defectos en la formación del mismo durante el periodo embrionario

Según el doctor José María Oliver, autor del estudio, el pronóstico a largo plazo de las cardiopatías congénitas ha mejorado "enormemente, pero la supervivencia global de estos pacientes sigue siendo inferior a la de la población de referencia".

Sin embargo, si bien la población general muere más por causa cardiovascular según aumenta la edad, los resultados de esta investigación indican que "en el caso de los pacientes con cardiopatía congénita, la tasa de mortalidad cardiovascular disminuye progresivamente con los años".

En concreto, en el estudio, la mortalidad cardiovascular fue del 75 % en los adultos con cardiopatía congénita menores de 40 años, del 60 % en los que tenían entre 40 y 65 años, y del 40 % en los mayores de 65 años

El diez por ciento de los 3.311 pacientes adultos con cardiopatía congénita incluidos en la investigación falleció durante los diez años de seguimiento.

Y de ellos el 59 % lo hizo por causa cardiovascular, mientras que el 41 % restante falleció por complicaciones respiratorias y neoplasias.

Las dos principales causas de muerte cardiovascular fueron la insuficiencia cardiaca y la muerte súbita.

El estudio también examina el papel del sexo y concluye que existen diferencias notables en las causas de muerte cardiovascular entre hombres y mujeres.

La principal causa de muerte cardiovascular entre las mujeres fue la insuficiencia cardiaca con una menor incidencia de la muerte súbita con respecto a los hombres.

En concreto, la insuficiencia cardiaca fue responsable del 43 % de los fallecimientos entre las mujeres, lo que supone un 13 % más que en los hombres, quienes fallecieron por esta causa en el 30 % de los casos. Ellos, sin embargo, murieron un 9 % más que ellas por muerte súbita. E