Reforzadas las urgencias para afrontar la demanda asistencial por la gripe

Los centros sanitarios andaluces han activado medidas incluidas en el Plan de Alta Frecuentación para afrontar la demanda en las urgencias por la incidencia de la gripe, que a día de hoy alcanza 133 casos por cada 100.000 habitantes en la región, según ha informado la Consejería de Salud.

Según los últimos datos registrados a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, este aumento de incidencia del virus ha provocado un mayo número de pacientes en las urgencias de los centros sanitarios, que por este motivo mantienen activado el Plan de Alta Frecuentación desde el 1 de diciembre.

La incidencia de la gripe se ha incrementado especialmente en las provincias de Córdoba (268 casos por 100.000 habitantes), Cádiz (172), Almería (148) y Sevilla (141 casos).

El Plan de Alta Frecuentación establece unas líneas estratégicas para los hospitales y los centros de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud y es adaptado cada año por los equipos directivos y profesionales de todos los centros sanitarios públicos.

El Plan prevé la monitorización de cuatro parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes en el área de Observación, el aumento del número de ingresos hospitalarios y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria.

Para efectuar esa previsión se comparan estos datos con la media de los obtenidos el mismo día de la semana del año anterior.

En esta semana, la demanda de atención urgente se ha incrementado de forma significativa en algunos centros sanitarios, por encima del 25 % de la media de urgencias atendidas en años anteriores, lo que ha supuesto la activación de medidas de refuerzo.

Entre estas medidas se encuentran, en Atención Primaria, la ampliación de las agendas en las consultas de los centros de salud y el incremento de profesionales de los servicios de urgencias.

En hospitales se ha aumentado la disponibilidad de camas, se gestionan los ingresos hospitalarios adecuando la duración de los mismos con criterios clínicos y se reasignan camas en función de los procesos más atendidos en Urgencias, entre otras medidas.

Según la Consejería de Salud, en cada centro se están poniendo en marcha las medidas necesarias en función de la demanda asistencial que presentan, entre las que se incluyen refuerzo de personal en las áreas de Urgencias.