Un estudio equipara la terapia ocupacional a los fármacos contra el Alzheimer

TERAPIA_OCUPACIONAL_RET

Un estudio neurológico llevado a cabo en Burgos ha determinado que la terapia ocupacional, en particular la música, se puede equiparar a los fármacos en la lucha contra el alzheimer y es eficaz para combatir la apatía, que es uno de los síntomas de la enfermedad .

El estudio, que se ha realizado con 146 enfermos con demencia leve y media de la residencia Jardín de Tardajos (Burgos), se ha publicado en la revista norteamericana "Alzheimer Disease and Associated Disorders" sobre enfermedades neurológicas. El doctor Mateo Díez, neurólogo de la residencia en la que se ha realizado el estudio, ha explicado que la principal originalidad es que se ha tratado toda la investigación con los mismos criterios que se aplican para fármacos, analizando el estado anterior y el posterior al tratamiento mediante valoraciones objetivas.

El doctor Mateo Díez ha señalado que la apatía a veces se confunde con la depresión, pero a diferencia de ésta carece de tratamiento farmacológico. La apatía afecta entre el 40 y el 70 por ciento de los pacientes e interfiere en gran medida en su vida cotidiana. El neurólogo ha precisado que se trata de desinterés del enfermo que limita sus posibilidades de retrasar la enfermedad, por lo que eliminarla o reducirla mejora los rendimientos familiares y de rehabilitación cognitiva de las personas que padecen alzheimer.

El estudio se ha realizado aplicando tres tipos de terapias a diferentes grupos de pacientes y los resultados se han supervisado sin que los evaluadores conociesen si los pacientes se habían sometido al tratamiento o no. Según el doctor Mateo Díez, demuestra teóricamente que un enfermo más activo sufre un menor deterioro de sus neuronas, lo que puede retrasar la llegada del alzheimer.

En este sentido, ha señalado que el enfermo puede tener células muertas que no se pueden recuperar, aunque otras pueden estar simplemente inactivas y su puesta en funcionamiento al desaparecer la apatía puede retrasar la evolución de la enfermedad .